22.7 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

Cargas de profundidad

Es tendencia

- Advertisement -

Gabriel Alberto Toro Peláez
Columnista

Se repite la historia reciente: Los comunistas, revoltosos y delincuentes, que cometieron toda clase de tropelías en las violentas protestas que antecedieron las elecciones parlamentarias, denuncian con antelación un supuesto fraude electoral que habrá en los comicios presidenciales del próximo 29 de mayo, tomándolo como pretexto para desconocer el resultado si gana Federico Gutiérrez (FICO); y como justificación, de futuras manifestaciones violentas, para derrocar el gobierno.

Grave advertencia, que anuncia el propósito de realizar hechos de barbarie y el recrudecimiento de ataques contra las personas, bienes públicos y privados que fueron ya agredidos impunemente por la llamada primera línea, aupada y prohijada por algunos políticos de izquierda, en ocasión anterior,  en que el gobierno del Presidente Duque, las fuerzas armadas, la justicia y la Procuraduría permanecieron impasibles, con algunas raras excepciones, frente a los innumerables delitos y agresiones contra la Fuerza Pública y los particulares, como se conoció por las redes sociales, radio y televisión.

Inopinadamente el fraude electoral, anunciado por la izquierda, en las elecciones parlamentarias, favoreció precisamente a sus propios candidatos, en un resultado totalmente absurdo, que nos lleva pensar que aquello  fue un montaje de la izquierda para justificarlo a ciencia y paciencia del Registrador Nacional Alexander Vega, que sigue allí a pesar del fracaso de su actuación, el cuestionamiento y las múltiples denuncias de actores políticos contra su pésima gestión, que no le han merecido ningún pronunciamiento al Presidente Iván Duque, al Consejo Electoral, la Procuraduría, ni a la Fiscalía; permitiendo que probablemente sea el cuestionado funcionario, quien dirija las elecciones presidenciales, con predecible daño a la democracia colombiana.

Recordemos que en elecciones parlamentarias, después del escrutinio, aparecieron quinientos mil votos; y después, el propio Registrador, anunció 1.000.000 de nuevos votos, en situación no aclarada todavía, que parecen ahora aceptados como un hecho cumplido.

Se afirma que cerca de 300.000 jurados de mesa, votaron doblemente, una en el puesto de votación y otra donde le correspondía por número de cédula.

La izquierda está anunciando su propósito de subvertir el orden público, sin pronunciamiento del Presidente Duque, policías, militares y poder judicial, cuya pasividad desconcierta a las gentes de bien.

Con razón Petro, se propone limpiar los prontuarios de corruptos cercanos a su campaña, con “Perdòn social” como aparece en medios de difusión electrónica.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -