27 C
Pereira
lunes, julio 15, 2024

Beneficios de la testosterona

Es tendencia

- Advertisement -

La creencia de que la testosterona es una hormona cien por ciento masculina es un error, a pesar de que es producida en los testículos del hombre, y que ayuda a mantener los caracteres sexuales secundarios del hombre, cómo el crecimiento del vello púbico, engrosamiento de la voz y demás, las mujeres también cuentan con niveles de esta hormona en su torrente sanguíneo, donde su producción se realiza en los ovarios y parte de las glándulas suprarrenales. Entonces, ¿qué ha hecho tan llamativa esta hormona en las últimas décadas y por qué se ha vuelto motivo de estudio?

Esta hormona contribuye a mantener la densidad ósea, lo cual se traduce en edades avanzadas a menor riesgo de fracturas, aquí ocurre algo interesante, ya que con la edad esta hormona tiende a disminuir. A nivel nutricional es ideal tener un consumo adecuado de alimentos de origen animal, puesto que el colesterol, ayuda a la producción de esta hormona, cabe resaltar que, en personas con hipercolesterolemias, es un tema que hay que coger con pinzas. Otro de los beneficios que posee esta hormona, es ayudar a incrementar la masa muscular y por ende la fuerza, tanto en hombres y mujeres el musculo es fundamental para el desarrollo de funciones diarias, evitando la fragilidad en la edad adulta y contando con un sinfín de beneficios metabólicos, cómo una mejor utilización de glucosa (azúcar por parte del musculo) y mayor sensibilidad a la insulina (hormona encargada del transporte de glucosa). También, el aumento de glóbulos rojos e impulso sexual.

El uso de fármacos homólogos de la testosterona, cómo esteroides anabólicos, es tendencia y conduce a una moda peligrosa en la población, su consumo no es discriminado por género, donde los usuarios de estas sustancias principalmente son deportistas recreativos, practicantes de fitness o modalidades de fuerza. El uso indiscriminado puede acarrear una serie de trastornos cómo son la pérdida del cabello, pérdida del deseo sexual, en las mujeres pérdida del ciclo menstrual, hirsutismo (crecimiento de vello excesivo y en lugares donde no debería estar). Es alarmante cómo en los centros de acondicionamiento físico, gimnasios y clubes deportivos los diferentes “personal trainers” o entrenadores no certificados juegan con la salud de sus usuarios, utilizando estas sustancias y poniendo en tela de juicio su ética profesional, realizando intrusismo en ramas medicas que conciernen a un médico endocrinólogo, volviendo unas ratas de laboratorio a sus asesorados.

Es de suma importancia entender, que nadie necesita hormonas disfrazadas de suplementos, a menos que tenga un problema médico relacionado a la producción de estas, donde prevalecen las terapias con testosterona para grupos específicos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -