19.4 C
Pereira
jueves, mayo 23, 2024

Belén de Umbría lluvia de café, no de cobre

Es tendencia

- Advertisement -

Pbro. Diego Augusto Arcila

Columnista

Enclavado en las montañas del occidente de Risaralda se alza señorial e hidalga nuestra tierra belumbrense, para los que hemos nacido en ella, lo es todo y lo será. Tierra de cafeteros y bendita; de familias trabajadoras y muy prósperas; de plátano, de mora, de agua que nace en Santa Emilia y Cantamonos, en Andica y Piñales. El pasado 3 de Junio llegó correspondencia al despacho del Señor Alcalde, el Ingeniero Jesús Bermúdez, a quien se le notificaba desde la Agencia Nacional de Minería del gobierno Nacional, que el 96.7% del subsuelo del Municipio era declarado apto para la explotación minera y de extracción de metales como cobre, hierro, níquel, estaño, plomo, por supuesto carbón y qué sabemos más.

Oficio que en un acto de lucidez y valentía el burgomaestre no quiso firmar y por lo tanto no acató, hasta no se le informará el porqué de esta decisión. Desde este mismo momento se prendieron las alarmas, desde los niños, los jóvenes y adultos en redes y por todos los medios denunciaron el intento malintencionado -y no claro- de dicho atentado contra nuestro patrimonio más bello, la tierra; contra sus costumbres y raíces, la cultura cafetera y sus familias; contra los valores más ancestrales desde antes de su fundación y ya con ella hace 132 años; que somos campesinos de “racamandaca” y que es él, el café y hoy el plátano, la mora, el lulo, etc. los que nos han hecho ricos, felices y prósperos.

Belén en el concierto de los 14 bellos Municipios de Risaralda brilla como el oro, no por este metal que seguramente estará incrustado en nuestras montañas, sino por el oro de sus gentes que valen lo que pesan y lo que son. Igualmente por el cobre, el zinc, el plomo, el níquel, etc., que responden a las tierras fértiles y que en sus ancestros, hoy dan vida, dan agua pura, dan oxígeno de la más alta calidad, dan fe en Dios y su creación. Será que no se han dado cuenta las firmas nacionales y multinacionales como Mataje Colombia, Hispaquarry Mining Company, Mining Systems y otras que el terreno que desean pisar es sagrado, que nuestros fundadores lo abrieron con mulas y machetes, no para destruir sino para sembrar, para regar, para proveer el alimento, tanto las generaciones pasadas, presentes y futuras.

Belén de Umbría es la tierra de la alegría, de los guayacanes que vuelven a crecer en nuestra plaza central, son faldas, laderas, ríos y “charcos” donde nos tiramos a nadar, somos libertad de pensamiento y profundamente creyentes en Dios, en nosotros mismos y nuestras familias. Belén tiene un comercio pujante y que abastece todas esas laderas y pueblos vecinos, sentarnos a disfrutar un café en una “panadería” o escuchar música en una “discoteca” es un gran placer. Ver la torre señorial de nuestra Iglesia central y la del Carmen, nos “hinchan” el corazón de valores y principios cristianos y de bondad.

Hoy según información de la famosa Agencia Nacional de Minería han sido notificados 400 municipios en el país para este acto abrupto de violentar la madre naturaleza; nos ha tocado a nosotros y a nuestro lado Guática, Anserma, Risaralda; no nos dejemos saquear lo nuestro,

¡fuera de nuestra patria chica! Amamos lo que somos; así sea difícil hoy cultivar, vender, sostenernos. Nos urge unirnos y defendernos; necesitamos estar más y mejor informados.

Belumbrenses: somos agua de Santa Emilia, somos montaña y viento de palo Redondo, somos asociatividad y progreso urbano, somos comida y bebida para todos porque Dios no nos ha desamparado. ¡Firmes y ni un metro de tierra para los usurpadores!

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -