19.4 C
Pereira
viernes, junio 14, 2024

Bachilleres La Salle 1971. Época dorada

Es tendencia

“DESATANDO,

PEREIRA TIENE PAPÁ

- Advertisement -

Luis Miguel Cárdenas Villada

Columnista

Corría la década de los setenta en Colombia y sus Jóvenes altaneros manifestaban con criterio el surgir de un nuevo pensamiento plagado de reveldia.No es manifestación ideológica concurrente, era expresión etnográfica de un nuevo sentir. Se podría decir que era revolución pero pacifica donde el amor y la paz era la consigna. Se abría la puerta del futuro para que pasaran los jóvenes a transgredir el pasado reciente lleno de interpretaciones para unos de mojigatería para otros de profundo conservadurismo. Fue precisamente en esta época cuando se vislumbró el futuro prometedor sin restricciones.Amor,marihuana,música rock conservando la balada, pelo largo, pintas psicodélicas siendo su manera de pensar lo que origino el nuevo renacer.

En Pereira, en un colegio privado para el año de 1971 un grupo de muchachos dispuestos a vivir con formas a la usanza se graduó de bachilleres en noviembre del recordado y bien ponderado año donde se trascendió hasta el punto de tener una parte importante en la historia local. Bachilleres 1971 Lasallistas presentes y combatientes para forjar un porvenir.

En el camino prospectivo algunos de ellos fijaron sus esperanzas en la oscuridad pero siguen presentes porque desde el lugar desconocido inspiran a los que aún conservan la ilusión. Recordarlos con alegría es un homenaje a la vida. Que contradicción pero es un sentir fervoroso que yace en el corazón de cada uno de  nosotros que viviendo el hoy añoran el pasado cincuentenario lleno de alegrías y recuerdos anecdóticos inmemoriales.

Como olvidar a Jairo Alberto Narváez. Martínez, nuestro amado Tata, Cumbia como también a Betancourt u Óscar quien siempre decía que el Sol Brilla para todos. La Chola Buritica, Trucha Gómez, Flaco Pérez y recientemente Óscar Tabares completaron el grupo de 17 compañeros que llenos de ilusiones partieron esperando por los otros que piensan que será dentro de otros cincuenta años el encuentro. Palabras de Motechivo. A hoy muchos solicitamos referentes o planillas de órdenes de captura en los cementerios locales. Amanecerá y veremos.

En la finca de Iza como la denominan, se reunieron 25 lasallistas de la época. La nieve de los años apareció resplandeciente en sus cabelleras y como hecho de notable reflexión pocos mascan chochas y no se les noto la presencia de prótesis dental. Padres, abuelos y presuntos solterones son el denominador común donde el profesor Julián parece más joven  que muchos de ellos.

El día fue esplendoroso en una época donde la lluvia es lo común. Pero gracias al entusiasmo expresado San Pedro dejó “mamando “a San Isidro. Qué lindo escuchar a Londoño en su plegaria del recuerdo inefable, Chara entonó sus canciones salseritas y Jairo Henao conservó la costumbre inevitable de protagónico sin tramoya. Carlos Santiago Vergara deleitó con sus viejos e inolvidables poemas declamando con entusiasmo y llanto difícil de olvidar, sus cuentos también envejecieron.

Fue un sábado inolvidable donde el agradecimiento perenne al gordo Iza prevalecerá sobre las viandas deliciosas saturadas de modernidad y empacadas al vacío, menos la rica lechona. Despertar del encuentro soñado causa sentimientos encontrados pero saber que nos esperan otros es motivo de alegría. Tito Calderón no nos olvide y siga organizando futuros encuentros  así sea con bastones y respiradores artificiales estaremos prestos a responderle con entusiasmo pensando que la promoción 1971 siempre estará presente. La promesa del anecdotario la cumpliré y será el tema de mi próxima publicación. Lo prometo.

Lumica74@hotmail.com

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -