18.1 C
Pereira
martes, junio 18, 2024

Avenida del Río: a tragedias, promesas

Es tendencia

EL FIN DEL ORDEN LIBERAL

PENSIONES

Falsas dicotomías

- Advertisement -

Por: @DuberneyGalvis

Los dos eventos trágicos sobre la Avenida del Río y el barrio la Esneda, entre Pereira y Dosquebradas, dejan un saldo de 20 fallecidos, 30 heridos y 138 familias damnificadas. Varios fallos judiciales desatendidos, advertencias técnicas omitidas y la negligencia de los gobiernos nacionales y locales se juntaron para no atender entre otros el principio de precaución ambiental que exigía intervenir tanto las laderas y sus zonas contiguas en Dosquebradas, como las orillas habitadas del río en la parte baje entre Pereira y Dosquebradas.  

Como lo comunican por estos días los damnificados y las demás familias, aumenta su condición de riesgo, y por increíble que parezca, pasaron dos años y siguen sin reubicar a las familias a pesar que la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), en conjunto con la Gobernación de Risaralda, las administraciones municipales de Pereira y Dosquebradas destinaron recursos cercanos a los $15 mil millones para atender la emergencia y reubicar a las familias afectadas en un proyecto de vivienda denominado “Rincón de Galicia”. 

“La administración anterior no inició el plan de reubicación en el sector de Galicia y solo se comprometió a proporcionar bonos de alimentación mensual por $100.000 y auxilio de arrendamiento por $330.000 que además resultan insuficientes para cubrir las necesidades básicas de las familias afectadas que continúan enfrentando condiciones extremadamente difíciles, viviendo en condiciones precarias”.

Lo cierto es que cada administración pasa sin ejecutar la solución de fondo: la reubicación y las obras en la zona que impidan lleguen otras personas a edificar en la orilla de este tramo del Otún. Cada evento trágico trae a los mandatarios con sus equipos de propaganda buscando capturar abrazos y pesares para alojar en las redes sociales, mientras los organismos de socorro, de escasos recursos, sacan debajo de los escombros los cuerpos de las personas que con probabilidad nos hemos cruzado tantos pereiranos. 

Nicolas Escobar, un joven estudiante universitario de la UTP, es uno de los habitantes de la zona que sigue advirtiendo: los gobiernos siguen sin cumplir la ley y la atención exigida para una población en riesgo. Resalta que en días recientes los presidentes de juntas acuden en grupos de manera continua a buscar soluciones en la alcaldía, pero siguen sin recibirlas. “A pesar de que existe una sentencia judicial derivada de una acción popular que fija la reubicación a más de 100 familias, las alcaldías y la gobernación siguen impávidos”. 

A la Alcaldía de Pereira en cabeza de Mauricio Salazar, jugado además con la administración del gobierno nacional de Petro, le corresponde ahora reubicar sin más dilaciones a las familias y brindar la asistencia que requieran en el marco de la emergencia. Debe actuar UNGRD, que hoy día está dedicada a aplacar los escándalos de corrupción del gobierno en la entidad, mientras las familias en condición de riesgo en Pereira claman por sus vidas. Por ahora, en pleno invierno, siguen lloviendo promesas.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -