27 C
Pereira
lunes, julio 15, 2024

¡Así no llegaremos a ningún Pereira!

Es tendencia

- Advertisement -

Semanas atrás, desde el Comité Intergremial de Risaralda, celebramos la puesta en marcha de uno de los desarrollos viales más importante de los últimos años, no solo para Pereira, sino también para el departamento y toda la región del Eje Cafetero. Un proyecto que conectará nuestro territorio de manera eficiente con otras regiones del país y que catapultará a Risaralda y el norte del Valle hacia una región futura enmarcada en el desarrollo y la competitividad, generando un impacto altamente positivo en la economía y la calidad de vida de todos los ciudadanos.
También, en medio de esa alegría, manifestamos con preocupación la postura que venían tomando diversos actores de la sociedad, que en medio de su inconformismo han buscado diversas maneras de oponerse a lo que consideramos un pilar fundamental para el desarrollo local, y que debería llevarnos, como lo habíamos dicho antes, a trabajar en encontrar un equilibrio entre el crecimiento económico y la preservación de los elementos ambientales que nos rodean, permitiendo, así, avanzar hacia el progreso de nuestra región sin comprometer la integridad de nuestro entorno natural.
Sin embargo, nuevamente hoy, vemos con asombro que, no se están analizando de manera objetiva las diversas perspectivas que genera este proyecto, no se están midiendo adecuadamente sus beneficios, y, por el contrario, se está generando una equivocada percepción frente a sus posibles impactos. Es claro, para la ciudadanía en general, que todos los desarrollos de infraestructura deben guardar y promover el equilibrio y sostenibilidad del territorio, por lo cual es importante recalcar que el concesionado para la ejecución del proyecto Vías del Samán, desde el inicio, tramitó todos los permisos ante los organismos de control competentes, quienes validaron, aprobaron, e incluso, impusieron una cantidad de especies arbóreas plantadas, con las cuales deben reponerse las impactadas, a fin de mitigar un posible daño ambiental; dicha reposición en especies arbóreas, valga decirlo, es mucho mayor que la que actualmente se tiene en la zona.
Es ilógico, entonces, pensar que un proyecto como vías del Samán, tan necesario y con una destinación de recursos tan importante, este detenido, solo porque un colectivo de ciudadanos minoritarios no comprende el verdadero significado de este desarrollo vial. Por esta razón, los invitamos a tener una mirada más allá del simple embellecimiento, el cual es indiscutible, que estos árboles generan en el sector, y objetivamente, mirar en perspectiva, los beneficios que esta vía traerá para el sector, la ciudad y la región. No olvidemos, que detrás de esa vía, viene, entre otros, un importante desarrollo social y económico para la región, una disminución considerable de las cifras de accidentalidad en la zona, una mejora de la movilidad y un avance en la calidad de vida de los ciudadanos del sector.
A quienes tienen competencia jurídica de cara a este importante proyecto, desde el Comité Intergremial de Risaralda, les pedimos tomar conciencia sobre los beneficios del mismo, y ser coherentes a la hora de tomar este tipo de decisiones que frenan el progreso de toda una región, porque como vamos, ¡no vamos a llegar a ningún Pereira!

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -