21.6 C
Pereira
domingo, abril 21, 2024

ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE

Es tendencia

- Advertisement -

Para abordar este elemental concepto, hoy, complejizado deliberadamente por dirigentes políticos de todos los extremos, incluyendo el centro, que realmente no existe, con ambiciones electorales, es necesario precisar conceptos. Es crucial hacerlo en nombre del respeto por la intelectualidad, que no es lo mismo que inteligencia, en razón a la racionalidad que algunos tienen, porque otros la manipulan para su propios fines. Inteligentes son todos, pero intelectuales son pocos, siendo estos, los que merecen el mayor de los respetos.

En la jerga o cultura popular, parodiándola, cuando un tecnócrata se refiere al líquido perlático de la consorte del mugidor de las praderas”, el ciudadano de a pie, simplememte dice, “leche”. De manera similar, cuando el Político con acento constitucional expresa constituyente primario, los que votan  entienden, ciudadano o cliente.

Asamblea,  en términos políticos, es la reunión de ciudadanos que le dan sentido al territorio que habitan, determinando estos, autónomamente, una forma de administración, para que se cumplan sus deseos democráticamente identificados, por insatisfacciones obtenidas por observación y no por decreto, como viene sucediendo.

La República unitaria de Colombia, establecida en el Orden Constitucional, es la manifestación del querer poblacional o pueblo, que son todos, expresados por democracia representativa para evolucionar a la democracia ilustrada. El fin último es llegar a una verdadera República donde todos, en conciencia plena, comprendan que decisión toman, amanecerá y veremos. En Colombia no hay poder popular, pero sí poder territorial, donde los políticos son mandaderos, encargo que no es gratuito.

Cuando al común de las personas se les pregunta por Asamblea o Parlamento, estas, sin esfuerzo intelectual mayor que sus intenciones, dicen que, Parlamento son unos tipos que se reúnen para hablar caca, cobrar caro y defender los intereses del poder, menos los del pueblo; no están muy distantes de la realidad. 

Se concluye que un sector mayoritario del pueblo asume que, una Asamblea Nacional Constituyente es otra oportunidad más para vender su voto. Es tan clara esta verdad, que si hoy se consultara popularmente la Constitución Política, la negarían a pesar de que la aprobaron ellos mismos en el año 91. El Pueblo colombiano ya lo demostró: en consulta popular le dijo no, al Acuerdo de Paz, en otra participación, la población le dijo sí a la corrupción; eso sucede porque la conciencia social es un extraño virus que no se le pega a todo mundo. La mayoría popular esta vacunada contra esa pandemia creada en los laboratorios de los políticos electorales.

Siendo cierto que la Asamblea Nacional Constituyente es un mecanismo de participación popular, el Presidente Petro podría tener la Razón al afirmar que las reformas sociales difícilmente pasarán por el tamiz del Congreso así el pueblo lo demande; siendo explicativo por el comportamiento popular. Petro es un Gran Estadista, pero un pésimo político para Colombia, País de Cafres.

Los Congresistas por acción u omisión (Pacto Histórico) entienden con claridad que si pasan las reformas sociales cada uno de ellos perderá financiación para ellos y su campaña, debido a la presencia del poder territorial o patrocinadores por conveniencia , con ello su reelección se embolata.

Coligese del momento vivencial que tanto el Presidente Petro y sus opositores están definitivamente en campaña electoral. El Primero para sustentar en el próximo Gobierno, situación difícil de predecir, su modelo progresista en formación y los segundos para defender el modo de ocupar dominante, donde la pobreza es una trampa que sustenta como ninguno el dominio neo seudofeudal.

Para todos los políticos iniciando por el Presidente Petro y terminando con Polo  Polo, se les pide respeto por la población intelectual que sabe perfectamente de intencionalidades, que lee la Constitución con hermenéutica, que no traga entero y que también es pueblo; el resto de la población que los coja el Diablo y escoja, porque ellos tienen el conjuro, tienen piel de buey y nunca le ha importado el devenir nacional en razón a la costumbre, por la plata baila el perro, siendo esto lo más significativo. Más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -