22.5 C
Pereira
miércoles, febrero 28, 2024

APOLO 13

Es tendencia

- Advertisement -

La nave que debía llegar por tercera vez a la luna  despegó sin inconvenientes pero  antes de iniciar el procedimiento de aproximación, en un control  de rutina  explotó  un tanque de oxígeno. El incidente fue reportado con una frase que llegó a ser  muy popular en la época: “Huston, tenemos un problema”. La primera decisión, abortar el alunizaje, se tomó rápidamente asumiendo riesgos enormes; había que darle la vuelta a la luna para impulsar la nave de regreso a la tierra aprovechando la ley de la gravedad y  funcionó. Siguieron tres días improvisando soluciones  para resolver la falta de oxígeno, agua y energía en la nave, bajo la dirección de centro de control de vuelo, y ante  la mirada de millones de personas que siguieron la aventura por televisión hasta su amarizaje seguro. Una historia real ocurrida en abril de 1.970  sobre la cual se han hecho varias películas y ha sido fuente de inspiración para los equipos entrenados en la solución de crisis.  Como dijo Gene Krantz,  el director de vuelo a cargo del rescate, el fracaso no era una opción. Las  personas,  empresas y   sociedades se encuentran con frecuencia ante situaciones difíciles, donde acertar en cada decisión puede representar la supervivencia. Como lo probó el equipo del Apolo 13, ante esos desafíos la única opción es seguir  adelante; no puede haber miedo ni abandono. Tampoco puede perderse el tiempo buscando culpables de la situación: para eso habrá tiempo más adelante. Colombia es una nave en rumbo de colisión, con muchos equipos dañados. Pero hay decisiones que pueden tomarse de inmediato. No más conversaciones, no más acuerdos fallidos, se requiere el cambio de rumbo, la  oposición total. Y buscar ya un líder que coordine con serenidad pero con determinación el regreso seguro a la cordura. Un director de vuelo para quién el fracaso no sea una opción

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -