23.3 C
Pereira
lunes, mayo 27, 2024

Antonia Santos, Policarpa Salavarrieta y Manuela Beltrán

Es tendencia

PENSANDO EN VOZ ALTA

La Vorágine

- Advertisement -

Augusto Mejía
Columnista

Las mujeres fueron el gran baluarte de nuestra Independencia hace 200 años y las que allanaron el camino para que los próceres Simón Bolívar con 36 años, Santander con 27, Anzoátegui con 30, Soublette y Obando con 31, Rondón con 29 y Paris con 27; además de sus lanceros, lograran derrotar a los realistas españoles que durante tres siglos, desde el descubrimiento en 1492, hasta la Independencia en 1819, estuvieron aposentados en nuestra amerindia y concretamente en este promontorio de América del Sur, llamado simplemente Colombia.

De las múltiples heroínas independentistas, queremos destacar por ahora a: Antonia Santos, oriunda de Pinchote (Santander), quien comandara la guerrilla de Coromoro, para unirse a la causa de Bolívar por la independencia de la Nueva Granada, nombre de nuestra patria por esas calendas y quien fuera ejecutada el 28 de julio de 1819 en El Socorro (Santander) 11 días antes del 7 de agosto. También se destacaron las liderezas Policarpa Salavarrieta y Manuela Beltrán. Policarpa tenía correspondencia con el tigre casareño Ramón Nonato Pérez, quien fuera jefe de la caballería patriota. Ramón Nonato, Juan Galia y Manuel Espejo, se encargaron de contener el avance español del Pacificador Pablo Morillo, siendo Casanare inexpugnable para los realistas entre 1815 y 1819. Manuela Beltrán fue la pionera en la Revolución de Los Comuneros en 1781 y fusilada también por la causa, en El Socorro.

En la Batalla de Pienta en la región del Charalá (Santander), se dieron los hechos de una cruenta batalla, 3 días antes de la Batalla de Boyacá, en donde solo se registraron 13 muertos; y en Charalá 300. Cuenta el historiador Miguel Sarmiento Rodríguez que ”La trágica resistencia de los charaleños en los días preliminares al Pantano de Vargas y Batalla de Boyacá, cuando el gobernador de la provincia del Socorro, el sanguinario coronel español Lucas González, saqueó durante 3 días casa por casa de la población y dejó regados los cadáveres en plazas y calles, entre ellos 300 degollados, permitió a los ejércitos patriotas cubrirse de gloria y sellar nuestra independencia”.

(La Numancia Granadina 1998). En Pienta murió la niña mártir Helena Santos Rosillo, sobrina de Antonia Santos, con quienes estaban refugiados en la iglesia de Charalá y fueron fusilados por los realistas: niños, mujeres y ancianos. La Batalla de Pienta distrajo y disminuyó a los españoles para que se diera el triunfo patriota en la Batalla de Boyacá del 7 de agosto de 1819.

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -