19.4 C
Pereira
sábado, febrero 24, 2024

Alcalde Salazar, recuerde…

Es tendencia

- Advertisement -

El alcalde Pereira, Mauricio Salazar Pelaez, debe recordar el proceso judicial promovido por la Personeria de Pereira en 2004, que terminó en la anulación del Contrato de Concesión No. 001/99, firmado entre el Municipio y la empresa ENELAR, para operar el alumbrado público de Pereira. Y que ENELAR no solamente omitió devolver al Municipio $8.286 millones, ordenados en la sentencia, sino que consiguió que, mediante una liquidación amañada, el Municipio le entregará $5.442 millones, que nunca pudo recuperar.

También debe recordar que hace cuatro años, cuando él era Concejal de Pereira, esa corporación le negó al entonces Alcalde de Pereira, Carlos Alberto Maya, la autorización para constituir una empresa de servicios públicos mixta que involucraría a un privado en la operación del servicio de Alumbrado Público.

Así mismo recordará que OPAM, la concesionaria del Aeropuerto Matecaña, negó su obligación de pagar las estampillas causadas por su contrato y como pereirano, ha sufrido el trato inequitativo dado a su ciudad por la Concesión Autopistas del Café, a cuya prolongación, en cuerpo ajeno, él, como cabeza del gobierno de la Ciudad, se está oponiendo.

Con tales antecedentes resulta incongruente, por decir lo menos, que hoy, como Alcalde de Pereira, pretenda otorgar una concesión a una empresa privada, para manejar el alumbrado público de la Ciudad.

Ahora, como en 2019, la necesidad de involucrar un actor privado en la operación del servicio de Alumbrado Público, asi sea mediante una concesión es, desde nuestro punto de vista, inexistente y, además, inconveniente.  

El Alcalde, los concejales y los pereiranos en general, deben tener presente que actualmente, en la operación del alumbrado público lo atractivo para  los privados es la explotación comercial de los desarrollos tecnológicos asociados a las redes digitales utilizadas para el desarrollo de las nuevas tecnologías de la iluminación, que también pueden ser útiles para controlar los semáforos en tiempo real; transportar señales de cámaras de vigilancia, públicas o privadas; transmitir datos de telefonía 5G y de televisión digital, entre muchas otras aplicaciones, por las que es posible cobrar.

Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga y Manizales, para nombrar solamente cinco ciudades han manejado directamente y con éxito sus alumbrados públicos, sin necesidad socios estratégico o de concesionarios y sin la carga de compartir las utilidades que deja su operación.

Por el contrario, otras ciudades, entre ellas Pereira, han sufrido consecuencias negativas, cuando han involucrado empresarios privados que imponen altas tarifas a la operación, que no se han visto reflejadas en el mejoramiento del servicio. 

En la Universidad Tecnológica de Pereira, dentro del programa de Ingeniería Eléctrica, las tecnologías de punta en iluminación y en los desarrollos tecnológicos asociados, son temas cotidianos de clase, de manera que cualquier oferta de conocimientos que puedan presentar los empresarios privados para la administración y operación del Alumbrado Público, aquí no son novedad.

En lo que hace relación a los recursos económicos para la eventual actualización del alumbrado público de Pereira, nosotros recordamos que, durante los cuatro años del gobierno municipal anterior, el Alumbrado Público se atendió con pequeños contratos, por lo que deben estar acumulados los excedentes del recaudo del Impuesto de Alumbrado Público, que son dineros con destinación especifica. 

Por ello preguntamos al nuevo gobierno de la ciudad: ¿Cuánto dinero recibió por este concepto?, y ¿dónde está depositado?

Para hacer seguimiento, en nombre de la comunidad, a lo relacionado con el Alumbrado Público de Pereira, la Corporación VIGÍA Cívica está organizando una Veeduría Ciudadana

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -