15.4 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Agricultores entre el hambre y el olvido.

Es tendencia

- Advertisement -

Pereira tiene un área de 702 km2 en el cual el 95,5% es rural y el 4,5% urbano, sin embargo la densidad de la población se invierte ubicándose un 84,3% en el sector urbano y un 15,7% en el sector rural. Esta migración hacia la urbe tiene diferentes causas, entre ellas la disminución de la capacidad de producción agrícola, desempleo, falta de oportunidades y deficiencia de infraestructura entre otras. La crisis cafetera de los años 80 generó oleadas de migración de los diferentes corregimientos de la ciudad hacia su casco urbano, situación que no solo afectó a la ciudad de Pereira ubicándose en algún momento entre los primeros productores del grano a nivel nacional, sino que esto generó una crisis económica generalizada a nivel nacional. Despertar del sueño letárgico del monocultivo ha sido todo una odisea, inicialmente los agricultores trataron de diversificar a otros cultivos como el plátano, yuca, aguacate y aromáticas entre otros; En algún momento la transición a la agroindustria de cafés especiales fue una motivación al igual que la ganadería en pequeñas extensiones, hoy en día más de treinta años después de la crisis cafetera vemos que dichas actividades no han podido ser consolidadas, la agroindustria tiene  muchas deficiencias para su tecnificación y comercialización, y de la ganadería solo queda el rezago de terrenos deteriorados y familias desplazadas por la insuficiencia para generar dinamismos de producción, de igual manera todavía seguimos importando productos que aumentan los costos de los insumos locales como papa, maíz, cítricos y carne entre otros. Los programas y canales de comercialización no han sido suficientes y los tratados internacionales le dieron prioridad a los monopolios de unos pocos, poniendo por encima los mercados de productores extranjeros que nuestros productos locales, mientras los campesinos pierden sus cosechas en las carreteras del país; Es muy triste ver a los campesinos con varias hectáreas de tierra muriéndose de hambre, pasamos de un campesino productor a un campesino consumidor. En el ámbito local, Pereira ha tratado de impulsar algunos programas entre públicos y privados con el fin de diversificar cultivos, producto de esto se ve reflejado en estadísticas como las hectáreas sembradas en materia de cultivos como plátano tecnificado y tradicional con unas 1.700 (has), aguacate 800 (has) y cítricos 700 (has), siendo de los más representativos en el contexto local. Sin embargo en Pereira estamos viviendo la misma crisis de los productores a nivel nacional, los costos de producción basado en insumos, mano de obra y transporte son mayores al precio de venta de los productos, en pocas palabras es más rentable dejar perder la producción en las puertas de las fincas que comercializarlos; En sectores como impala y mercasa los intermediarios y las mafias abusan de los pobres y maltratados campesinos, la única forma de acabar con tal vicio especulativo es por medio de la asociación de cooperativas las cuales puedan garantizar un precio mínimo justo; Aun seguimos esperando la propuesta en campaña del Presidente Petro de crear centros de acopio para comprarle los productos a los campesinos a precios justos, fortaleciendo la soberanía alimentaria y de igual manera poderlos vender en las urbes a bajo precio con programas de seguridad alimentaria a los más necesitados. Necesitamos más apoyo a programas tecnificados, microcréditos y subsidios para agroinsumos y fertilizantes. Es hora de volver la mirada al campo, sector clave para la generación de empleo y bastión de la seguridad alimentaria de las ciudades.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -