19.1 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

A puertas de un embarazo

Es tendencia

- Advertisement -

Por: Juan David Ortiz Sepúlveda

Hay varios indicadores que refuerzan las conductas para traer un ser a este mundo, donde el nivel de escolaridad parece que marcara la diferencia en los grupos etarios.

En Colombia durante febrero del 2023 el descenso en el número de nacimientos tuvo valor mínimo por debajo de los 40.000 nacimientos, cifra que respecto a 2022 registra una reducción de 9,6 %, donde a pesar de la reducción porcentual de la natalidad, sigue existiendo una problemática relacionada al aborto, puesto que Colombia, a partir del año 2022 (Sentencia C-055) despenalizó el aborto hasta la semana 24 de gestación. Puede que existan varios contextos sociales para que los Colombianos no quieran tener hijos, donde el trasfondo es la recesión económica producto de la pandemia que se mueve de forma muy lenta.

La responsabilidad social que atañe tener un hijo es algo que se ha visto vilipendiado desde siempre, pues no solo es el acto de parir, amamantar o brindar el sustento básico.

El conglomerado de actos que se agrupan para aportar un ser socialmente funcional es invaluable y muchas veces se queda corto.Hoy esta columna de opinión es algo diferente, ya que la felicidad que me atañe por estos días corresponde a un hombre al que le cambio su universo entero, y es que las decisiones con repercusiones milagrosas si existen y no tienen explicación alguna, solamente llegan en el momento oportuno para cambiar la dimensión física en la que nos encontramos, pudiendo trasformar todo a nuestro alrededor ¿Qué si soy el mismo que hace unos días? Jamás, pues el hecho de contemplar que en este mismo momento hay un ser que se está formando en el vientre de la mujer más propicia e indicada, que por un motivo divino Dios coloco dentro mi existencia, me hace proyectar el sentimiento más genuino y evolucionado que he tenido en mis años de vida. Hoy sinónimos de familia, amor, crecimiento y sobre todo responsabilidad gobiernan mi cabeza.

Solamente auguro a este nuevo bebé que viene al mundo una gran vida con la fortuna de contemplar el regocijo en sus allegados y el amor de tenerlo aquí, amor que sé que cada uno va poder proporcionarle. No sé si vas a ser él o ella, creo que es algo que no preocupa, solamente quiero que estes bien, sano y con toda la disposición de venir a este mundo a iluminar a tu mamita y a mí con luz propia, donde tu vida sea nuestro a aprendizaje. Hijo amado aún no te conozco, pero ya logras estremecerme el alma.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -