22.3 C
Pereira
jueves, junio 20, 2024

A las Subcampeonas del Mundo

Es tendencia

- Advertisement -

Crhistian Londoño Orrego

Columnista

La gran victoria que hoy parece sencilla, fue el resultado de pequeñas victorias que pasaron desapercibidas P. C.”, El campeonato Sub17 de Chile y el Mundial de Nueva Zelanda, fueron el punto de partida, de los éxitos y atención nunca antes visto de los grandes medios de comunicación a la selección femenina de fútbol; si bien la Federación Colombiana a destino unos recursos para dicha selección, estos han sido siempre insuficientes e inferiores en patrocinios, comparados con la Selección Colombiana de Fútbol de Mayores y los pares masculinos de estos torneos.

Denuncias de nóminas paralelas, declaraciones de cómo se exigía a las jugadoras un pago para poder convocarlas por montos hasta de 600 mil pesos, jugadoras extra que no formaban parte ni de la lista oficial, ni de la lista de reserva de derecho de los equipos, viajando por el país sin seguros y sin la venia de la Federación, alojadas en hoteles distintos a los de la selección oficial y los gastos de manutención asumidos por dichas jóvenes, a quienes también se les exigía un dinero en efectivo, que presuntamente era para pagar los hoteles, pero que en muchos lugares, las jóvenes terminaban durmiendo en colchonetas y en colegios, preguntándose entonces, a dónde iba a parar el dinero de aquellas jóvenes invitadas.

Las dificultades, no solo se presentaron con un técnico, muchos otros trajeron sus propios conflictos, esto y la falta de planeación deportiva de la Federación, que cuando culmina una etapa deja huérfano de entrenador al equipo como mínimo un año, a las dificultades propias de cada una de las jugadoras y las exjugadoras, han generado un ambiente de hermandad único, está claro, que no ha sido falta de talento, ni de las anteriores jugadoras, ni de quienes hoy ostentan el título de Subcampeonas del Mundo, lo que sí debe cambiar, es la forma en que la federación y los Colombianos ven a las mujeres futbolistas del país, debemos dejar de sumarnos, subirnos al bus y celebrar solo los triunfos, pero en las dificultades y derrotas damos la espalda, no apoyamos; así que este triunfo no es de los colombianos, es de ellas, para ellas y sus familias, felicitaciones a estas Guerreras del fútbol.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -