15 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

23 años de ‘tortura’

Es tendencia

- Advertisement -

Por ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

Dosquebradas y muchos municipios están como están, por no escuchar los ruidos de la ciudad. Las rupturas y las huellas de la ciudadanía que crean profundas cicatrices.

Dosquebradas, tiene muchas ranuras por donde se fuga la ciudad. La oscura y la superficial. La que se envuelve entre el agua y el volteo de tierra que surge en el calendario como paisaje.

A ello agréguele un concejo alegrón, donde varios de sus voceros, dan ganas de llorar. No están , nunca han estado a la altura de una ciudadanía que debe respetarse para que la ciudad no caiga de bruces entre los cruces de calles y carreras. Es una vergüenza que debe enmendarse cuanto antes.

El POT es llevado de nuevo, por un concejal -alcalde, que ha padecido la ciudad, como el que más y que dice quererla, que dice respetarla y sufre con ella.

Esperamos que tanta belleza sea cierta y esta vez, los concejales “no esperen que “le pongan huevos en la canasta”. La de los intereses y privilegios. La que de pronto dicta otro POT con libreto extraño, forzado, con partituras que entierran el uso del suelo y abre boquetes para que sea una pintura de ciudad con grises y oscuros de fina y pulcra corrupción.

No más. Dosquebradas, como otros municipios claman por planes de ordenamientos serios. De Planes de Desarrollo que resuelvan la crisis espantosa de ciudadanía y recoja credibilidad.

El Estado no se puede convertir en ladrón. En enterrador de decencia donde los impuestos son una disparatada pieza de museo para tapar una arqueología degradante.

Concejales. cumplan con su deber. No es mucho pedirles hoy, cuando asoma por sus escritorios, un POT con un camino clavado de hostilidades y minado de incertidumbre y laberintos cruzados de nefastas historias.

Bienvenido, Roberto Jiménez, bienvenido Honorables Concejales y señor ponente. Acabemos de 23 años de tortura contra el  ciudadano y no dejemos que otra vez por resquicios sin ética, se vuelva a correr el manto de duda, que los ha acompañado.

Ya la CARDER y los técnicos hicieron el trabajo, hagan el de ustedes con decencia. Que bueno que lo hagan a la luz del día y bien temprano para que no corra el miedo que lacera y les hace quedar mal. ¡Fin, a 23 años de torura!

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -