Virginianos afectados por inundaciones, recibieron ropa nueva

El pasado 18 de mayo, alrededor de 20.000 personas del Puerto Dulce de Colombia, vieron como todos sus enseres, incluso toda su ropa, quedo totalmente dañada, después del desbordamiento del río Risaralda.

Los afectados han recibido diferentes ayudas humanitarias entre mercados, utensilios de cocina, colchonetas y demás. Ayer muchos de ellos también comenzaron a recibir ropa totalmente nueva por medio del convite “Todos por La Virginia”.

Esta actividad es posible gracias a que la Sociedad de Mejoras de Pereira (SMP), consiguiera 18 toneladas de ropa nueva, vestimenta que fue donada por las fundaciones Taap y Colombia cuida a Colombia.

El convite que tendrá una nueva jornada de entrega hoy, cuenta con el apoyo de la Gobernación de Risaralda, la Alcaldía de La Virginia, además de la contribución del Ingenio de Risaralda que trajo las toneladas de ropa donada desde Bogotá hasta el Puerto Dulce, así mismo destacar el aporte de la ANDI seccional Risaralda- Quindío.

Una de las características de esta actividad filantrópica, es que las entidades y organizaciones participantes, llevan la vestimenta y son los mismos beneficiarios los que arman la pinta. Ana María Cuartas, directora de la SMP, afirmó que “hoy habrá una nueva de entrega de ropa, por eso invitamos a todos los virginianos a que se acerquen al Centro de Integración Ciudadana, donde nosotros llevamos la ropa y ustedes arman la pinta”.

Es importante mencionar que los damnificados por la inundación mencionada, perdieron absolutamente todo lo que tenían en sus viviendas, ya que la emergencia causada por el desbordamiento del río Risaralda, fue súbita y no les dio tiempo de sacar sus pertenencias, además ocurrió a plena luz del día cuando muchos de los damnificados se encontraban laborando.

 

Reacciones (Hablan los beneficiarios)

José Murillo

“Estoy muy agradecido con esta nueva ropa, porque no solo me permitirá estar más decente en el trabajo, también para salir a la calle estrenado pinta. La verdad es que pocas veces nos hacen donaciones como estas”.

 

María Pulgarín

“La inundación nos dejó sin nada, solo quedamos con la ropa que llevábamos puesta. El barrio Alfonso López fue uno de los más afectados y prácticamente todos los residentes perdimos todos los corotos, por eso necesitamos ayudas como estas”.

 

Aleyda Díaz

“Me dieron ropa nueva para mi esposo y para mí, ahora tenemos una muda decente para ir a trabajar o para salir a la calle, ya que en el barrio Tangarife II, el agua del río Risaralda nos dañó absolutamente todo, no pudimos salvar nada”.

 

Pie de foto: Hoy la jornada de entrega de ropa nueva, comenzará a las 9:00 de la mañana y se extenderá hasta las 3:00 de la tarde.

 

Compartir