17.4 C
Pereira
jueves, octubre 6, 2022

Por ahora la fauna está a salvo

Liliana Cardona Marín

La Agencia Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) había otorgado autorización a una empresa para la caza de fomento de fauna silvestre en Risaralda, pero el Consejo de Estado suspendió esta autorización tras la demanda de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder) en fallo del 4 de agosto de 2022.

 

Las especies para las que se había otorgado la autorización son conocidas por su nombre científico como: andinobates fulguritus, andinobates bombetes, oophaga histrionica, chlorochrysa nitidissima y rupicola peruvianus. (Ver recuadro)

 

 

Lo que se da a entender en el auto proferido por la Sala de lo Contenciosos Administrativo es que la Carder interpuso la demanda por considerar que se autorizaba la caza de especies que tienen el carácter endémico para el departamento de Risaralda y que se encuentran en vía de extinción y que la Ley dice que se adelanten estudios para ver el comportamiento de estas poblaciones.

 

Tesoros de Colombia iba a obtener esta información en la fase experimental de los proyectos de zoocría y no de forma previa.

 

Sobre Tesoros de Colombia

Para la elaboración de este artículo se trató insistentemente de tener la contraparte. Lo primero fue establecer contacto vía telefónica, de siete intentos en el último contestó la llamada un hombre y al preguntarle si se trataba del número de Tesoros de Colombia dijo que era un número personal, que hace un tiempo había sido el teléfono de esa empresa, pero que actualmente no lo era, pero ese es el número que aparece en el auto del Consejo de Estado.

 

La página web www.tesorosdecolombia.com en su presentación tiene ‘Tesoros de Colombia Sustainable Farm es un proyecto que apoya la conservación de la biodiversidad, evitando la extinción de especies colombianas en peligro por medio de la zoocría y educando a las comunidades sobre su importancia’. Se aclara que todo es completamente legal. Pero funciona más como portafolio, no hay enlaces que lleven a otra información, los que hay desembocan por ejemplo en la página de National Geographic y en la pestaña contacto aparece la pregunta ¿Quiere apoyar este proyecto? Un correo electrónico y un formato para dejar datos.

 

La última publicación en el Blog de la empresa es de marzo de 2021, la mitad de los títulos están en inglés y los otros en español, pero al darles clic enlazan con noticias de otros portales.

 

 

Las especies

-Andinobates Fulguritus: los machos miden de 13 a 15 milímetros y las hembras miden de 14 a 16 milímetros. Esta especie se encuentra en Panamá y Colombia en los departamentos de Chocó y Risaralda entre los 160 y 800 m sobre el nivel del mar.

-Andinobates Bombetes: vive en el estrato más bajo del bosque, entre los 1580 y 2100 metros de altitud. Deposita sus huevos entre la hojarasca y las larvas se desarrollan en bromelias. Se encuentra amenazada por pérdida de hábitat. Es originaria de Los Andes, en la ladera occidental de la Cordillera Central de los departamentos de Quindío y Risaralda.

-Oophaga histrionica: alcanza una longitud entre 36 y 42 milímetros, llamativa por su gran colorido. Es utilizada comercialmente como mascota y las sustancia que secreta en su piel la histrionicotoxina, un alcaloide bloquea la transmisión neuromuscular, ha sido investigada para la fabricación de medicamentos. Está en los bosques tropicales húmedos de la región del Pacífico al occidente de Colombia.

Chlorochrysa nitidissima: mide entre 12 a 14 centímetros de longitud total del cuerpo. La cola mide de 4 a 5 centímetros y la envergadura de las alas de 6 a 7 centímetros. Es endémica de Colombia. Su distribución incluye los departamentos del Eje Cafetero y la costa del Pacífico.

-Rupicola peruvianus (Gallo de la peña Andino): sufre fuerte presión de captura y tráfico teniendo en cuenta que un ejemplar puede alcanzar 7.000 dólares en el mercado ilegal externo. Se distribuye por los contrafuertes andinos desde el oeste de Venezuela pasando por Colombia y parte de Sudamérica.

 

 

Los expertos responden

Ante la imposibilidad de tener una voz autorizada desde la Carder, desde el Jardín Botánico de la UTP Santiago Nieto entregó luces sobre el tema.

¿La caza de fomento realmente es buena para el medioambiente?

La caza de fomento es una actividad en el marco del uso y aprovechamiento de la biodiversidad, es regulada por diferentes organismos legislativos a nivel nacional y regional que determinan si esta actividad puede o no desarrollarse en el país, no obstante, algunas de las licitaciones que se solicitan, están direccionadas a especies con alguna categoría de amenaza y que, afectan de manera directa el correcto desarrollo de las poblaciones naturales de estas. Es importante recalcar en este punto, que sumado a esta posible actividad, existen otras presiones de origen antrópico, acercando a estos organismos cada vez más a la extinción. 

 

¿Los zoocriaderos privados ayudan a la preservación de las especies o tienen realmente un fin comercial?

El sentido en este caso, es la comercialización de las especies, los procesos de repoblamiento a través de métodos de zoocría requieren de fuertes estudios ecológicos, ya que, una gran cantidad de variables intervienen y deben ser tomadas en cuenta, a fin de impactar correctamente los diferentes hábitats del territorio colombiano. De hecho, este fue el argumento del acto administrativo que suspendió de carácter urgente, posterior a la demanda de la autoridad ambiental, la solicitud de realizar actividades de caza de fomento en Risaralda.

 

En el ecosistema de Risaralda ¿Cuál es la función de las especies andinobates fulguritus y bombetes, oophaga histrionica, chlorochrysa nitidissima y rupicola peruvianus?

La diversidad biológica hace parte del patrimonio ambiental de todos los risaraldenses, de manera general, los organismos vivos, en especial los anfibios y las aves son pieza fundamental del entramado ecológico del territorio, las ranas tienen un alto valor en la recirculación de los nutrientes en medios acuáticos y terrestres, además son eficientes controladores biológicos, en especial de insectos, que de no ser parte de su dieta, podrían convertirse en vectores, afectando directamente la salud ambiental; por otro lado, las aves, al ser uno de los grupos de vertebrados más diversos, ocupan gran cantidad de nichos ecológicos, siendo ejes estructurantes de las cadenas tróficas. 

 

¿Cuál es la causa de su extinción y desde hace cuánto están en ese peligro?

Dentro de los factores que más impactan las poblaciones de estas especies, se resaltan la minería, la cacería ilegal, el tráfico ilegal de especies, el cambio climático y principalmente, la pérdida de hábitat, esta última acentuada por los diferentes procesos de ocupación humana, en especial la ampliación de la frontera agrícola y pecuaria. 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

Al menos esperanzador

Oasis

- Advertisement -