Dos colegios con anormalidad académica en Dosquebradas

La crisis educativa en el Municipio de Dosquebradas parece no tener fin y ahora el Megacolegio Bernardo López Pérez se suma a la anormalidad académica del colegio Manuel Elkin Patarroyo, exigiendo igualmente educación y condiciones de calidad.

La decisión se tomó por parte del consejo estudiantil, cuyos integrantes dicen estar cansados de no contar con los implementos y áreas necesarias para desarrollar sus actividades académicas como es debido, y le piden al secretario de Educación, Leonardo Granada, nombrar un rector en propiedad ya que la personas que está ocupando el puesto en este momento lo hace en calidad de encargado.

Dentro de los reclamos se encuentra la falta de áreas como biblioteca, laboratorio, sala de proyección y de informática, así como también el mal estado en que se encuentra la silletería.

“Estamos en anormalidad académica media jornada desde las 9:30 de la mañana en adelante, porque estamos cansados de tener los mismos problemas desde que se inauguró el colegio. Así mismo estamos pidiendo que por favor nombren un rector que realmente cumpla con sus funciones, porque no estamos conformes con el actuar de la persona encargada, que a nuestro parecer no es un buen rector”, expresó el personero del colegio Juan Esteban Hernández.

Agregó que igualmente no hay motivación por parte del Secretario de Educación para iniciar un diálogo con los estudiantes y encontrar soluciones conjuntas, la misma situaciónque se presenta en el colegio Manuel Elkin Patarroyo, en donde llevan 18 días de paro.

“Hemos dejado muy en claro que hasta que no tengamos una reunión con el representante de la alcaldía no vamos a levantar el paro, porque esto no puede seguir pasando en el colegio”, argumentó el estudiante.

No hay diálogo

Igualmente los estudiantes expresan no estar conformes con el trato que han recibido por parte del titular de dicho despacho ya que aseguran que no es una actitud de alguien que quiera llegar a entablar un diálogo.

“El secretario estuvo el pasado martes en el colegio y en ningún momento tuvo la intención de reunirse con nosotros para hablar, sabiendo que dejamos claro que lo que queremos una negociación para levantar la anormalidad académica y buscar soluciones”, continuó diciendo el personero.

Sin embargo el funcionario dijo que el problema que se está generando en la institución tiene que ver con la aplicación de la Jornada Única, ya que hay algunos docentes que no están de acuerdo con esta directriz y al parecer utilizan a estudiantes de los grados 10 y 11 para que impidan el ingreso de los niños de grado 6 y 7 que hacen parte de esta jornada.

Están equivocados

“Ellos han hecho una serie de requerimientos y uno a uno hemos demostrado que están equivocados, pero los jóvenes siguen insistiendo en no dejar recibir clases a los otros niños, esto con ayuda de los docentes, que no están de acuerdo con la Jornada Única porque por uno u otro motivo no pueden estar todo el día en la institución. Sin embargo la situación ya está siendo denunciada por los padres de familia de los afectados”, explicó Granada.

Por su parte el presidente del Sindicato de Educadores de Risaralda, Didier Valencia, dio a conocer su inconformismo en cuanto a las declaraciones del secretario, ya que por las mismas falencias que está teniendo la administración y la falta de presupuesto para invertir en la educación, es que se está viviendo la crisis actual.

“El Secretario de Educación asegura que somos los docentes los que persuadimos a los estudiantes a perder clase, cuando están luchando por sus derechos, pero al él negarse al dialogo con ellos también está haciendo que se pierda tiempo valioso para la educación de los jóvenes”, argumentó el líder sindical.

En el Manuel Elkin

En cuanto a la problemática de la institución educativa Manuel Elkin Patarroyo, Leonardo Granada aseguró que allí se está reclamando el incumplimiento de acuerdos que la administración suscribió el año anterior y que tienen que ver con infraestructura educativa, principalmente.

“Ayer nos reunimos con el alcalde, el Presidente del Concejo, una representante de los ediles y con representantes de la comunidad educativa; revisamos las reclamaciones y podemos ver que muchas de las cosas que están allí plasmadas se han cumplido y que hay otras que no se pueden cumplir de la noche a la mañana, porque requieren una serie de acciones que tienen que ver con la contratación pública y esto tiene una serie de rigores que toman tiempo.

A todos los puntos se les dio la explicación satisfactoria y lo más importante es que se iniciaron las negociaciones para continuar las clases con normalidad”.