15.2 C
Pereira
miércoles, septiembre 28, 2022

Pronósticos pocos alentadores para Risaralda

Así lo manifestaron expertos del Ideam y otras entidades que participaron del séptimo taller de preparación para la segunda temporada de más lluvias, el cual se llevó a cabo en las instalaciones de la Cárder en Pereira.

En entrevista con El Diario, el profesional especializado de la subdirección de Meteorología del Ideam, Luis Barreto, señaló que “Los pronósticos del Ideam para los meses de septiembre y octubre de este año, indican que las lluvias van a estar por encima de lo normal. Se prevé que en septiembre las precipitaciones sean fuertes en el occidente del departamento y en octubre en el área metropolitana de Pereira”.

El funcionario recalcó que Los seguimientos al fenómeno de La Niña muestran una tendencia hacia el debilitamiento del mismo, pero hay que señalar que este se mantendría hasta enero del próximo año.

“Las direcciones de gestión del riesgo en Risaralda deben estar atentas a la actualización de los planes de manejo y de gestión del riesgo sobretodo en la prevención y en el seguimiento de los efectos que pueden generar las precipitaciones, es decir todo lo que tiene que ver con movimientos en masa (deslizamientos de tierra), el comportamiento de los cuerpos de agua con la información que emite el Ideam en relación a los niveles de los ríos”, acotó Barreto.

En Risaralda las lluvias no han parado en lo corrido de este año, incluso ya se han generado graves tragedias como la registrada en la avenida del Río y el barrio La Esneda donde perdieron la vida 17 personas, emergencias como la del barrio La Trinidad en Santa Rosa de Cabal, así mismo taponamientos de vías en prácticamente todos los municipios del departamento.

 

Preocupaciones
El anunció del Ideam sobre lluvias por encima de lo normal en los próximos meses, prende las alarmas de las autoridades ambientales y de gestión del riesgo.

En diálogo con este medio de comunicación, el director de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Cárder), Julio César Gómez, manifestó que “según los pronósticos vamos a tener fenómenos de lluvias bastantes fuertes, que podemos llegar a un aumento hasta del 50% de lo normal, lo que va hacer que la condición de vulnerabilidad por avalanchas, torrecialidades y movimientos masales, se detonen más”.

Aunque se debe hacer seguimiento en todos los municipios del departamento, hay algunos que deben tener un monitoreo más constante.

“Tengo 3 preocupaciones muy claras. Todo lo que tiene que ver con los ríos de Apía, Pueblo Rico y Mistrató, ya que estos cuerpos de agua son bastantes torrenciales, sobretodo Agüita en la zona de los resguardos Emberas donde por efecto de alguna degradación de ese ecosistema, se pueden presentar avalanchas que comprometan la vida de las comunidades indígenas”.

En La Virginia preocupa el meandro de la Madrevieja sobre el río Risaralda, porque puede tener precipitaciones y aumento de los caudales del río Cauca que pueden llevar a que las inundaciones vuelvan a aparecer, de ahí la importancia de esa la labor y ese ejercicio titánico de recuperar y adecuar la Madrevieja a los desafíos de este momento.

Y la última preocupación es el río Otún, sobretodo en el centro poblado de Pereira a la altura de los barrios Salazar Robledo, Salazar Londoño, El Triunfo y Risaralda, por los fenómenos de socavación de la ladera norte. Es un cuerpo de agua que tiene bastante complejidad, es un río torrencial que fácilmente puede pasar de 8 metros cúbicos a 60 metros cúbicos en cuestión de segundos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -