16.4 C
Pereira
martes, mayo 21, 2024

‘Un pesebre para los niños’: en la parroquia Nuestra Señora de Fátima

 

Por: Mariana Suárez Guarín

Tres semanas en total duró la elaboración del pesebre de la parroquia de Nuestra Señora de Fátima de Pereira, que mide aproximadamente 10 metros de largo, con un total de 80 imágenes religiosas, entre pastorcitos, cantores, ovejas, campesinos, camellos, reyes magos, la Virgen María, San José, el niño Jesús, entre otras, el pesebre logra mágicamente toda la representación del pueblo de Belén. El Padre Gustavo León Valencia Franco, sacerdote por 40 años, lleva 6 años como párroco de este templo y cuenta detalles de la elaboración y el significado del pesebre.

‘Un pesebre para los niños’: en la parroquia Nuestra Señora de Fátima
‘Un pesebre para los niños’: en la parroquia Nuestra Señora de Fátima

“Siempre he sido muy amigo del pesebre, es una tradición muy bonita que nos ayuda a entender el misterio de la encarnación que fue la intensión de San Francisco de Asís cuando el hizo un pesebre en vivo, que fue el primer pesebre que nació para la humanidad cristiana, para indicarnos que ese acto fue lo más grande que Dios ha hecho por la humanidad. Yo siempre he querido que en las comunidades donde estoy, se haga un pesebre bonito, grande, para junto al este hacer la novena y aquí en la parroquia he tenido la colaboración de Augusto Ángel, ex empleado de la Sociedad de Mejoras, que es un artista dedicado que durante tres semanas, prepara las imágenes, pinta el papel de decoración, elabora las casas, la casa rústica donde nace el Niño Jesús, monta un backing (elemento gran formato de gran impacto, ideal para ambientación) con un gran paisaje desértico de fondo, y así pule y gestiona todos los detalles de elaboración del pesebre, que es una obra manual artesanal destacada, para la visita de los feligreses”, confirmó el párroco.

“Hacemos grande el pesebre y con mucha dedicación, para que los niños lo disfruten, lo entiendan y comprendan su significado”.

Detalles del pesebre

Augusto Ángel, su creador con ayuda de otras dos personas, logra plasmar de cada detalle, una verdadera obra artística; las casas son elaboradas por el mismo, los animales, los arboles tienen aplicaciones especiales, así como el aserrín que marca los caminos, el musgo sintético para recrear los valles, papel encerado para imitar las rocas, la grama, césped, montañas y la casa rústica para el Niño Jesús, cada pieza organizada minuciosamente.

“Los espacios que tienen en las casas de hoy, la mayoría son muy reducidos y por eso le dedicamos un espacio amplio de la iglesia a nuestro pesebre, nos gusta que los niños vengan y disfruten del pesebre grande, que no pueden ver en la casa. Cada año compramos de 5 a diez figuritas nuevas entre grandes y medianas, buscamos que no sean comunes, así como otras figuras las restauramos; por lo general las figuras las adquirimos en almacenes especialistas en este tipo de figuras, que son representaciones de Italia, de donde las elaboran con una cerámica fina ya que perduran en el tiempo y por el contrario las de yeso la humedad las deteriora más rápido. La idea es enriquecer cada día el pesebre con aquellas imágenes que son muy propias de la época, que tengan un muy buen tamaño para que la gente las vea y sea un pesebre que valga la pena visitar; buscamos que sea un paisaje agradable, bien elaborado y recreado, para que puedan admirar mejor el nacimiento de Jesús y la presencia de María y José”, indicó el padre Valencia.

Momento especial

“La misa del 24 de diciembre o noche de Navidad, la realizaremos este año a las 6:00 p.m., ese día al Niño Jesús lo ponemos en el sagrario y al momento de terminar la ceremonia recreamos el nacimiento, sacamos al Niño Jesús y lo llevamos a la casa en el pesebre junto a María y José. Esa noche es especial porque es en entorno a Jesús, hemos estado preparando a la gente para que ese día sea el nacimiento de Jesús en cada hogar y cada corazón de los integrantes de la familia”.

El mensaje

“Es importante mantener esta tradición en los hogares, porque el nacimiento de Jesús trajo luz al mundo, por eso soy partidario de que los pueblos se iluminen en Navidad, porque hacer el pesebre trae unión familiar y es una manera pedagógica de enseñar a los niños esta linda tradición, del aprender haciendo. Hacer el pesebre es contarles a las nuevas generaciones como fue que Jesús llegó al mundo”.

Horarios

Con todos los protocolos de bioseguridad, las misas en este templo, se están celebrando de lunes a sábado a las 7:30 a.m., 3:00p.m., 4:00 p.m. y 5:00 p.m. y el domingo: 8:00 a.m., 10:00 a.m., 12 del mediodía, 5:00 p.m. y 6:30 p.m. La misa de Navidad y Año Nuevo se realizarán a las 6:00 p.m. y todas las misas son transmitidas por el canal digital Pereira al parque y el canal Nuestra Señora de Fátima.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -