22.5 C
Pereira
miércoles, febrero 28, 2024

No dormir bien puede contribuir a subir de peso

El hecho de no dormir suficiente es, a menudo, un comportamiento optativo que cada vez se vuelve más generalizado. Según estudios realizados a nivel nacional, entre el 10 y el 33% de los adultos en Colombia presentan trastornos del sueño asociados al insomnio y, entre el 19 y el 29%, han consultado por apnea del sueño (ahogarse mientras duermen). “algunos trastornos pueden tener una base orgánica como la apnea del sueño. En el caso del insomnio, este podría considerarse como una alteración biopsicosocial y se manifiesta, principalmente, a través de la dificultad para conciliar el sueño” explica Ángela María Páramo, psicóloga especialista en trastornos del sueño y quien hace parte del equipo médico de DoctorAki una página dedicada a aclarar consultas de los usuarios vía web, la especialista también agrega que el uso de dispositivos inteligentes y redes sociales durante las horas normales de sueño influye en la calidad del mismo. Además, la gente tiende a comer más durante las horas de vigilia, sin aumentar la actividad física.

Por otra parte, resultados recientes de un estudio aleatorio, controlado, con cruce de grupos y dirigido por la Dra. Naima Covassin, investigadora en medicina cardiovascular en Mayo Clinic, reveló que no dormir suficiente llevó a un aumento del 9% en toda la zona de la grasa abdominal y a un aumento del 11% en la grasa visceral dentro del abdomen, comparado con el grupo de control (es un grupo que hace parte del estudio per no se interviene). La grasa visceral se acumula en lo profundo del abdomen, alrededor de los órganos internos, y se vincula estrechamente con enfermedades cardíacas y enfermedades metabólicas.

«Los resultados muestran que hasta en personas jóvenes, sanas y relativamente delgadas, el dormir poco se relaciona con mayor ingesta calórica, un ligero aumento de peso y un incremento considerable de la grasa acumulada dentro del vientre», comenta el  Dr. Virend Somers, profesor «Alice Sheets Marriott» de Medicina Cardiovascular e investigador principal del estudio.

«Por lo general, la grasa prefiere acumularse subcutáneamente, o bajo la piel; pero cuando el sueño no es adecuado, parece que la grasa se asienta en un compartimento visceral más peligroso. Es importante mencionar que, si bien durante el período de recuperación del sueño hubo una disminución en la ingesta calórica y en el peso, la grasa visceral continuó aumentando. Esto plantea que no dormir de forma adecuada desencadena un hecho previamente desconocido que es la acumulación de grasa visceral y que recuperar el sueño no revierte ese fenómeno, al menos a corto plazo. Estos resultados implican que el sueño inadecuado, a la larga, contribuye tanto a la epidemia de obesidad como a enfermedades cardíacas y metabólicas», afirma el Dr. Somers.

El Dr. Somers opina que hay que considerar intervenciones de tipo conductual, como hacer más ejercicio y optar por comida sana, en las personas que no pueden evitar fácilmente la alteración del sueño, como son aquellos que trabajan con turnos. Finalmente se recomienda en la medida de lo posible procurar dormir el periodo de tiempo adecuado para una recuperación optima de energías y buscar ayuda profesional en caso de persistencia de las molestias a la hora de dormir.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -