19.1 C
Pereira
lunes, abril 22, 2024

Las basuras, un tema de todos y de nadie

En 1997, Pereira y sus ciudadanos sabían que se avecinaban pasos de animal grande en la región y como tal pensaron en una ciudad ordenada, pero de ‘buenas intenciones está empedrado el camino al infierno’.

Dos años antes el Acuerdo 150 de 1995, determinó el uso del suelo para el relleno sanitario, uno porque San Joaquín ya había colapsado y dos con las siguientes condiciones: ‘Un sistema alterno al tratamiento de basuras que como fin primordial se base en el reciclaje de los materiales aptos para este fin y que disponga la transformación de los desechos orgánicos en bien del medioambiente y la naturaleza’, para lo que facultaron a quien fuera el  alcalde en turno para contratar con entidades privadas la realización de esas acciones.

El Acuerdo 67, emanado del Concejo municipal en agosto de 1997, habla sobre ‘Las disposiciones tendientes a la eficiente prestación del servicio público domiciliario de aseo’. Allí se les ordena a las empresas prestadoras de la recolección de basuras y las que se constituyan en futuro que en un lapso de seis meses adopten la Norma N° GTC 24, sobre gestión ambiental, residuos sólidos y guía para la separación en la fuente. Pero fue un simple saludo a la bandera.

¿Cuál es el problema?

Lo que debe preocupar realmente a los pereiranos es que al relleno sanitario ‘La Glorita’, llega la basura tal cual, el aprovechamiento de material para reciclaje es mínimo, porque está contaminado y así Pereira o el Área Metropolitana entera se pongan en la tarea juiciosa de separar en la fuente, este trabajo representará un porcentaje muy mínimo, ya que llegará igual la basura de 22 municipios más con poco o nada de tratamiento ecológico. En un principio era un relleno local y no regional, como está en la actualidad, esto tiene impactado de forma negativa las vías y la comunidad adyacente.

Reciclaje en Dosquebradas.
El reciclaje es una gran oportunidad para muchas personas si se sabe aprovechar.

En la ciudad sí hay varias entidades que se encargan de reciclar, pero se quedan cortas porque la separación de residuos dentro de los hogares no se cumple a cabalidad y por tal razón en las esquinas hay desorden, porque los recicladores de oficio deben buscar entre los desechos y a ellos se suman los habitantes de calle que buscan cualquier elemento que les pueda servir para conseguir una dosis.

Las autoridades están en deuda con las instituciones en hacer cumplir las normas, con la ciudadanía para que haya más orden en el espacio público y con el ambiente de un lugar tan hermoso como Combia, en donde dan campanazos de alerta. En el contrato de 2007, para la operación del servicio quedó estipulado que el operador podía comprar predios, pero hay que tener en cuenta que también existe un documento POT que habla sobre el uso de los suelos, no es comprar por comprar, para esto debe existir concertación con la comunidad.

El Código de colores

-Bolsa blanca: objetos aprovechables como cartón, vidrio, papel, plástico, metal, textiles y cueros.

-Bolsa negra: residuos de alimentos como cáscaras, restos de vegetales y frutas, sobras de comida y residuos de jardinería.

-Bolsa roja: residuos especiales o peligrosos como jeringas, pilas, termómetros rotos, pañales desechables, medicinas vencidas, recipientes de insecticidas, plaguicidas y raticidas.

Dato

Vecino de La Glorita existe un predio de aproximadamente de 60.000 hectáreas denominado La Reja, al que deben ponerle el ojo las veedurías ciudadanas, porque posiblemente el operador lo compre sin que la opinión pública sepa que lo puede destinar para la ampliación de los vasos colectores de basura.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -