19.1 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

“El vicio más sano que puede existir, es leer”, José Iván Castaño

En las primeras etapas de la vida aprender a leer se convierte en un gran logro no solo de los menores, sino de los padres y madres de familia y así mismo de los educadores. A medida que se va creciendo, leer se convierte en un acto indispensable para la formación académica básica, media y universitaria.

Teniendo en cuenta motivaciones personales y costumbres adquiridas, se evidencia que leer es fundamental para el fortalecimiento de los conocimientos, sustento de posiciones, aprendizaje de historia y así mismo, por medio de la lectura las personas pueden aventurarse con la fantasía, poesía e historias de vida y de amor.

Este medio de comunicación fue informado sobre la historia de un ciudadano que es reconocido en la ciudad de Pereira por dedicarse a la venta de libros desde hace varios años en ciertos puntos estratégicos.

“Desde pequeño me han gustado los libros, fui muy buen lector pues mi papá tuvo un negocio de venta de libros en un pueblo del Tolima, por ello yo continúe con su legado teniendo las mismas características hace más de 40 años aquí en Pereira”, indicó José Iván Castaño.

Este cuidado se vio motivado a comprar, leer y coleccionar libros, allí surgió el estímulo de obtener el sustento diario con la venta de diversos ejemplares.

Hábitos que se deben apropiar

Alcance en Pereira

El puesto de ventas de libros de José Iván ha estado en varios lugares de la capital de Risaralda, principalmente en el centro.

“Tuve mi negocio en la calle 19 entre 10 y 11 por más de 20 años, luego estuve en la décima, después pasé a la 21, a la calle 23 con 7ª y hoy en día continúo con mi negocio en la carrera 7ª con calle 27”, mencionó Castaño.

José Iván vende toda variedad de libros y en caso de no tener alguno en el momento, hace el pedido. “La gente pregunta por muchas clases de libros y literatura llámese terror, drama, fantasía, motivación, superación personal, entre otros”, dijo.

Todos los días desde las 7:00 a.m. y hasta las 6:00 p.m. este hombre empieza a acomodar los libros en las estanterías de madera situadas a las afueras de su lugar de residencia. Poco a poco empieza a subir las escaleras y a sacar los ejemplares los cuales va ubicando de tal manera que cualquier persona que transite por la vía ya sea en vehículos o a pie, puedan ver la variedad de libros que se pueden encontrar.

Los precios de los ejemplares son muy económicos, los interesados pueden encontrar libros nuevos y de segunda.

Frase: “Me he leído entre 800 y 1000 libros, últimamente leo de todo un poco pero no los libros completos, me llama la atención la ciencia ficción y superación personal que es lo que está en apogeo en estos momentos”, José Iván.

Baja lecturabilidad

Para nadie es un secreto que los índices de lectura han disminuido considerablemente en los últimos años, los nuevos hábitos, las formas de entretenimiento y consumo, la tecnología y los cambios en la sociedad, han llevado a una reducción y falta de interés en dedicarle tiempo a los libros.

“De 10 años para acá la lectura ha bajado mucho, más o menos un 70%, desafortunadamente ahora los jóvenes no leen, en todo momento es con el celular en la mano, de allí la importancia de las campañas para que los hombres y mujeres vuelvan a leer y se enamoren de este hábito, hay quienes atienden el llamado, otros no”, con sonrisa asegura José Iván.

Quien además agregó que la importancia de leer no está en el mero de hacerlo, sino que vale la pena aplicar, pues considera que hay mucha gente que lee y se queda con todo el conocimiento y aprendizaje.

Reconocimiento

Varias personas de la ciudad desde hace muchos años recuerdan a José Iván debido al trabajo diario que hace el cual consiste en llamar la atención con las carátulas de los libros y en caso tal da asesorías y puntos de vida debido a su larga experiencia en la ciudad.

A pesar del bajo porcentaje de personas que se motivan a leer, existen ciudadanos curiosos e inquietos por la literatura quienes a su vez valoran la labor que realiza José Iván.

“Lo conocemos hace varios meses, hay algunas personas se interesan por la literatura y han adquirido los libros, en ocasiones de manera esporádica pues los tiempos cambian. Pero el trabajo que él hace es muy importante, apreciamos la labor de impulsar la lectura”, manifestó Héctor Patino Herrera, ciudadano pereirano.

Así pues, mientras se toma el café de la mañana, este hombre envuelto en el mundo de las letras y los libros hace una invitación a toda la ciudadanía de todas las edades a que se enamoren de la literatura, pues en palabras de José Iván esté hábito es el vicio más sano que cualquier persona puede tener.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -