Mucho licor adulterado circuló en el 2021 por Risaralda

Consumir licor adulterado puede llevar a la pérdida de visión o incluso la muerte, pero a pesar de estos enormes riesgos para la salud, inescrupulosos siguen comercializando este tipo de bebidas.

En el 2021fueron aprehendidas por las autoridades alrededor de 1.000 botellas de licor adulterado, una cifra más que preocupante porque de una botella se sacan alrededor de 24 tragos.

Fue tanta la cantidad de licor adulterado en el departamento, que fueron aprehendidas más botellas de esta sustancia que bebidas alcohólicas de contrabando.

Aunque está es una problemática que se ve con mayor frecuencia en diciembre, en el resto de meses también se hace un control estricto a este tema. Carmen Julia Gutiérrez, directora de Fiscalización y Gestión de Ingresos de Risaralda, manifestó que “desde la dirección de Fiscalización seguimos trabajando de manera ardua en los 14 municipios del departamento, recordándole a todos los consumidores de bebidas alcohólicas que tengan especial cuidado donde compran el licor, ya que, en el mes de diciembre del 2021, encontramos altos volúmenes de licor adulterado que pusieron en riesgo la vida de las personas”.

La ciudadanía puede contribuir a mitigar este flagelo, no solo comprando bebidas embriagantes en lugares de su entera confianza, también revisando que las botellas adquiridas tengan las estampillas de Risaralda, además que la sustancia no tenga partículas suspendidas. Es importante no olvidar rasgar las etiquetas después de consumido el licor, así mismo se debe arrojar la tapa en un lugar diferente al de la botella, de esta forma podemos contribuir a que no se siga comercializando licor adulterado.

 

Contrabando

A pesar de que hubo menos licor de contrabando que adulterados aprehendido por las autoridades en Risaralda, también fueron detectados cientos de botellas. Según dijo la Directora de Fiscalización, fueron alrededor de 700 botellas las incautadas en 2021.

Sí bien este tipo de bebidas no causa un daño tan grande a los consumidores como el licor adulterado, sí genera importantes afectaciones al sistema de salud del departamento, porque al no pagarse impuestos por la entrada y comercialización, la salud deja de recibir importantes recursos.

“Invitamos a las autoridades, entidades del Comité Departamental Anticontrabando, propietarios y administradores de establecimientos de comercio a vender licor y cigarrillo legal, y no poner en riesgo la salud y la vida de sus clientes y la comunidad, ni su capital”, acotó Gutiérrez.

Otro producto de contrabando que también se comercializa en grandes cantidades en el departamento, son los cigarrillos, lo que también produce un daño al sistema de salud de Risaralda. La mayoría de las cajetillas que entran de manera ilegal al territorio nacional, no cuentan con las imágenes que indican el daño que el consumo de esta sustancia puede originar a la salud, por ejemplo los que advierten de la disfunción eréctil, la afectación que el humo ocasiona a los menores de edad, cáncer de pulmón, entre otros.

 

Pie de foto: Ante los altos volúmenes de licor de contrabando y adulterado aprehendido en Risaralda, la Gobernación contrato una empresa para la destrucción de estas bebidas.

 

Compartir