Éxodo de campesinos y obra de Regalías, problemáticas que afronta Balboa

Este municipio risaraldense registra la misma situación de muchas localidades del país, y es el éxodo de los campesinos a las grandes ciudades. Las duras condiciones de vida en el campo, hacen que los niños y los jóvenes, prefieran migrar a los centros poblados que quedarse en sus tierras.

Uno de los sectores más afectados por esta dinámica, es el de la educación. Inclusive en el corto plazo se podrían cerrar plazas en los colegios de Balboa, ya que los niños se están yendo para Pereira, con el propósito de encontrar una mejor calidad educativa y mejores condiciones de vida.

En entrevista con El Diario, Huberto Vásquez Vásquez, alcalde de Balboa, hablo sobre las acciones que se deben adelantar para frenar el éxodo de los campesinos a las cabeceras municipales. “Desde la Alcaldía y la Gobernación de Risaralda, tenemos que entrar a analizar que le vamos a brindar al campesino para que se quede en su tierra, cómo vamos a hacer para montar proyectos productivos, qué vamos a efectuar para que el campesino tenga una educación y una salud digna, qué tengan vivienda, qué cuenten con buenas vías. Si logramos hacer esto es posible que el campesino se enamore nuevamente del campo y así no vayan para las grandes ciudades”, dijo el mandatario local.

Para que se puedan implementar medidas que logren que las nuevas generaciones se queden en sus tierras, es necesario que se integren los planes de desarrollo nacional, departamental y local, ya que un municipio como Balboa no cuenta con los recursos para hacer actividades efectivas en la materia.

Así mismo, se requiere llevar servicios de calidad y viviendas dignas al campo, ya que la falta de estos elementos, es una de las principales causas del éxodo de los campesinos.

“Claro que Balboa tiene déficit de vivienda urbana, sin embargo, tenemos que trabajar fuertemente en reactivar el agro, brindándoles cadenas productivas, fortaleciendo e impulsando la asociatividad. También necesitamos que se revise el tema de los créditos con Banco Agrario, porque en esto tenemos un inconveniente grande y es que a los campesinos les están diciendo que les van a quitar sus tierras y eso es una forma de desplazamiento”, acotó el burgomaestre.

Regalías
En Risaralda hay en la actualidad dos municipios, que podrían ser sancionados con no recibir recursos del Sistema General de Regalías por los próximos años, esto debido a problemas en la ejecución de proyectos con recursos de este sistema.

Estos son Santa Rosa de Cabal y Balboa. Precisamente sobre el caso de esta última localidad, el Alcalde señaló que “en este momento contamos con un equipo de trabajo técnico que va a empezar a revisar las obras que se financian por Regalías y que presentan algunos problemas. La problemática es más de forma que de fondo. En el año 2009 se hizo un proyecto de construcción de placa huella en el municipio, este se ejecutó en el 100 %, pero, este no inició donde debería, sino que se hizo 10 metros más abajo”.

Es importante señalar que a esta situación se le debe dar prioridad, ya que en su reciente visita a la capital risaraldense, el director del Sistema General de Regalías, aseguró que se la hará continúo seguimiento a las obras en estos dos municipios, para que puedan presentar proyectos este año que se financien con los recursos del sistema.

“Hay que decir que en la Alcadía anterior se solucionó la situación con la construcción de placa huellas en sos 10 metros, sin embargo, falta hacer la gestión en Bogotá, ya estamos haciendo ese proceso, porque no queremos estar con un semáforo en rojo en el tema de Regalías, ya que sabemos que esta es la oportunidad de llevar recursos al municipio”, acotó el burgomaestre.