Excombatientes logran reintegrarse a la legalidad en el Eje Cafetero

Muchos de ellos ya han culminado exitosamente su proceso de reintegración. Así lo evidencian desde la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN), institución que se encarga de los procesos de reintegración y reincorporación en el país.

Un total de 900 personas que hicieron parte de los grupos armados ilegales, ya culminaron su proceso de reintegración en el Eje Cafetero. Los últimos 30 lo hicieron precisamente ayer.

Es importante señalar que Risaralda es el departamento del Eje Cafetero, donde más excombatientes terminaron con éxito su proceso de reintegración. Las cifras de la ARN; sin incluir los últimos 30, hablan de 480 personas en Risaralda, 207 en Quindío, 171 en Caldas y 12 de Bagadó (Chocó).

En entrevista con El Diario, Carlos Ariel Soto, coordinador de la ARN en el Eje Cafetero, aseguró que “En el Eje Cafetero hay más de 1300 excombatientes inmersos en los diferentes procesos que desarrollamos desde la ARN. Alrededor 900 de ellos ya culminaron su tránsito por el proceso de reintegración, esto significa que más del 70 % de la tarea se ha cumplido en la región”.

En proceso
En la actualidad hay 252 excombateintes que están llevando a cabo su proceso de reintegración. Un total de 111 están en Risaralda, 70 en Quindío, 53 en Caldas y 18 en Bagadó.

También hay que mencionar que hay unas personas que están en un proceso de reintegración especial, son los excombatientes de las autodefensas que por sus actos en el conflicto pagaron condenas en la cárcel. En la región cafetera hay 24 de estas personas, 12 de ellas en Risaralda.

Igualmente hay 177 excombatientes de las Farc que están en la zona, llevando a cabo un proceso de reincorporación. 88 se encuentran en Risaralda, 39 en Caldas, 39 en Quindío y 11 Bagadó.

Mínima reincidencia
Una de las dudas que más se generan en la ciudadanía, con respecto a los procesos de reintegración de los excombatientes, es la reincidencia de estas personas, es decir las personas que vuelven a los grupos armados ilegales.

Sobre este aspecto Soto señaló que “para medir sí el proceso fue exitoso o no, hay que tener en cuenta el porcentaje de personas que culminaron la ruta de reintegración y reinciden. En el Eje Cafetero y en el país, hoy podemos garantizar que el 99 % de las personas que culminaron su proceso no reinciden”.

Evitar la reincidencia de los excombatientes, es tal vez, una de las acciones más importantes de los diferentes procesos de paz que se han desarrollado a la fecha.

De otras regiones
“La mayoría de los excombatientes que están en proceso de reintegración o reincorporación en el Eje Cafetero, no residían en esta región cuando hacían parte del conflicto armado, vienen de otras partes del país. Esto ocurre porque el conflicto armado en el país sigue activo, entonces los excombatientes no se pueden quedar en las zonas de donde son, porque hay enemigos históricos de estas personas”, mencionó el Coordinador de la ARN en el Eje Cafetero.

Hay que tener en cuenta que muchos de los excombatientes de otras partes del país, vienen al Eje Cafetero a buscar un proyecto de vida estable en la región, porque la zona no cuenta con grupos armados al margen de la ley estacionarios, solamente tenemos las alertas de lo que ocurre con límites en el Chocó, pero la región cafetera es una zona de paso de los grupos armados ilegales.

Experiencias
Juliana Cano es una de las excombatientes que se encuentran en el Eje Cafetero y que ayer logró “Gracias al proceso de reintegración con la ARN, me pude graduar como bachiller. Fue difícil porque todavía hay mucha estigmatización contra nosotros los excombatientes, pero se puede lograr y ese es mi mensaje para los demás excombatientes”.

Aseguró que hubo muchos obstáculos en la meta de graduarse como bachiller, pero, señaló que gracias a la ayuda de la ARN y la UNAD (Universidad Nacional a Distancia), pudo cumplir su sueño de ser bachiller.

Felix Santiago Pérez es otro de los excombatientes que logró obtener su título de bachiller en el Eje Cafetero. En diálogo con este medio de comunicación, afirmó que estudiar es uno de sus grandes orgullos, ya que esto implica cambiar las armas por los lápices e invitó a otros excombatientes a no desfallecer en la meta de alcanzar sus sueños.

Destacado

El 70 % de los excombatientes en el Eje Cafetero que culminaron su proceso de reintegración o que están transitando por el mismo, son hombres y el 30 % mujeres.