Contraloría General en Risaralda entregó balance de investigaciones

Varios supuestos casos de corrupción fueron denunciados ante la Contraloría General de la República en Risaralda, entre los más sonados esta el del puente Limones, infraestructura que se encuentra en la vía que de Risaralda comunica con Chocó. También lo que tuvo que ver con los megacolegios y el programa de alimentación escolar departamental, entre otros.

Durante la rendición de cuentas de este organismo de control, también hubo espacio para que desde las diferentes veedurías ciudadanas dieran a conocer casos en los que supuestamente hay malos manejos y posible detrimento patrimonial.

Por ejemplo, representantes de adultos mayores cuestionaron el manejo de los recursos recaudados a través de la estampilla Pro adulto mayor, habitantes de Apía y Santa Rosa de Cabal denunciaron el atraso en la construcción de colegios, la veeduría de movilidad cuestionó el manejo de los dineros producto de las multas de tránsito, entre otros.

Hay que tener en cuenta que la gerencia departamental de la Contraloría General de la República (CGR) desarrolla tres procesos misionales: Control fiscal micro, Control fiscal participativo y Responsabilidad Fiscal y Cobro Coactivo.

Puente Limones
Las fallas en la construcción de este puente que se encuentra en la vía que de Risaralda conduce al departamento del Chocó, generaron una fuerte polémica que llegó hasta la CGR.

Precisamente este fue el caso más emblemático que atendió dicho organismo de control, después que se efectuaran las respectivas denuncias ciudadanas.
La entidad llevó a cabo una Indagación preliminar, de cuyo cierre se desprendió la apertura de un Proceso de Responsabilidad Fiscal por cuantía de $ 5770 millones.

Auditorías
En el periodo mencionado, la Gerencia Departamental de la CGR llevó a cabo 14 auditorías de las cuales 11 finalizaron y 3 están en ejecución.
Así mismo, se realizaron 2 controles excepcionales que fueron finalizados y hay una actuación especial que está en ejecución.

En lo que respecta a los procesos finalizados, Ángela María Jaramillo Quintero, gerente departamental de Risaralda de la CGR, señaló que en estas auditorías y controles excepcionales se determinaron 190 hallazgos administrativos, de los cuales 48 tienen presunta incidencia fiscal por $2037 millones.

Veedurías
Los representantes de las veedurías que asistieron a la rendición de cuentas solicitaron a la CGR mayor capacitación a los integrantes de las mismas, para poder tener mayor efectividad a la hora de hacer las respectivas denuncias.

Igualmente pidieron mayor celeridad en los diferentes procesos que adelantan los organismos de control, porque afirman que muchas veces cuando se hacen los traslados de los supuestos hallazgos, hay entidades que al parecer no continúan con las investigaciones.

La cifra

$ 143 millones recuperados por la CGR para el departamento de Risaralda, producto de los fallos con responsabilidad fiscal. Este recaudo se dio a través del proceso de jurisdicción coactiva.