17.5 C
Pereira
viernes, diciembre 2, 2022

El Eje Cafetero, ejemplo del desarrollo aeroportuario

Luis Carlos Velásquez Cardona

Gobernador de Caldas

Como gobernador y caldense uno de los hechos que más me han reconfortado fue la entrega de las obras de ampliación y mejoramiento del aeropuerto Matecaña de  Pereira, que lo posicionan como uno de los más modernos del país y de última tecnología, de acuerdo con los estándares internacionales.

Bien por Pereira,  Risaralda y el Eje Cafetero, que avanzan en la modernización de sus terminales aéreos, tal como lo reclama un mundo globalizado y aperturista,  no solo por el progreso económico, turístico y de conectividad, sino por los ciudadanos. Un terminal aéreo con 73 años de historia aportando a la región, al norte del Valle y el centro del país.

Coincido con las apreciaciones del alcalde de Pereira, Carlos Alberto Maya López, quien considera que la moderna estructura física más que un nuevo edificio, o una mole de concreto, es un medio de relación permanente con el futuro, una excelente carta de presentación. Pereira celebró con un moderno aeropuerto los 157 años de fundada.

Proceso de modernización en el que se trabajó 10 años, en el que el sentido de unidad política, empresarial y social es un ejemplo, un legado de varios mandatarios que mostraron resultados trabajando en equipo, que pensaron en una región más competitiva, productiva y moderna, por encima de intereses partidistas e individuales.

Con complacencia destacamos inversiones por 185 mil millones de pesos en la ampliación de la pista, de la plataforma de operaciones aéreas, equipos aeroportuarios de alta tecnología, de estándares internacionales y vías de acceso. Un moderno edificio de 23.000 metros cuadrados, 450 parqueaderos, 55 locales comerciales;  una construcción amigable con el medioambiente.

No hay que olvidar que la zona cafetera viene de una tradición que sumó en  Colombia a la construcción de los aeropuertos regionales en las primeras décadas del siglo XX, cuando nacen la Fuerza Aérea Colombiana y Scadta la primera aerolínea.

Terminales aéreos que surgieron con dificultades económicas, topográficas y climáticas en el centro-sur, Antioquia y el Gran Caldas, que se constituyeron en una alternativa de movilidad cuando avanzaba la red ferroviaria y la infraestructura vial presentaba grandes dificultades.

El primer intento fue en Manizales en 1921 con un fracasado aeropuerto construido en el sector de  la Enea, un campo de aviación cuya primera nave colapsó por las condiciones topográficas del sector, obligando al cierre.

Luego se construyó el de Santagueda que funciono varios años, dando pasó en 1955 al aeropuerto La Nubia, que comenzó operaciones en 1961, administrado actualmente por Inficaldas. Entre 1944 y 1947 se materializaron el de Matecaña en Pereira y el Edén en Armenia, este último reconstruido luego del terremoto en 1999, de condiciones internacionales.

Siguiendo el ejemplo de unidad de los risaraldense, ante las dificultades operativas topográficas y climáticas del aeropuerto La Nubia en Manizales, con el apoyo de los caldenses decidí impulsar la construcción del Aeropuerto del Café, como una alternativa aeroportuaria regional.

Es cumplir ese sueño de líderes empresariales, cívicos y políticos caldenses que en 1977 avizoraron la necesidad de un terminal aéreo de mayor operatividad, sin restricciones, que aporte más a la economía y al turismo nacional y regional.

Se construirá en el municipio de Palestina, en el centro del departamento, muy cercano a Manizales, Pereira y Armenia. Luego de una suspensión de ocho años, el proyecto se reactivó con el apoyo decidido del gobierno nacional, de la dirigencia política regional y estará listo en el 2024.

Hoy tenemos la esperanza de un aeropuerto propio, que ampliará la movilidad aérea del país y de Caldas, Quindío y Risaralda, avanzamos en la revisión de los estudios y diseños, en consolidar la estructura técnica, jurídica, financiera, ambiental y el sistema de operatividad.

Como la modernización del aeropuerto de Matecaña, Aerocafé es un sueño que será realidad, que sumará al sistema aeroportuario del país y del Eje Cafetero. Tendremos una mayor cobertura en conexión aérea nacional e internacional, una mejor calidad de vida y nos consolidaremos como una región ejemplo de unidad y de progreso.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -