Prohibición de bolsas plásticas, afectaría al medio ambiente

El informe surgió luego de que Ciudad de México engrosara la lista de los países que prohíben parcial o totalmente el uso de bolsas plásticas. El documento indica que usar bolsas de reuso, como las de algodón (ecológicas) o incluso las compostables (conocidas comobiodegradables), generan nuevos problemas para el medio ambiente, puesto que lo que están ofreciendo las tiendas son productos descritos como biodegradables pero en realidad, dichos elementos solo se pueden descomponer a través de un proceso bioquímico en caliente de residuos orgánicos.

Así pues, si las personas desechan las bolsas ecológicas y el plástico convencional de manera conjunta, no hay ningún beneficio al medio ambiente, al contrario, se deshacen un elemento que es igual de contaminante que el plástico.

Cuál debe ser la discusión

Jefferson Galeano Martínez, profesor de educación ambiental de la Universidad de La Sabana, explicó que la discusión de la contaminación con respecto a las bolsas plásticas en Colombia y en el mundo es un poco más amplia que lo publicado por la BBC, por varias razones.

La primera tiene que ver con el tema de la durabilidad que tiene la bolsa plástica, pues su tiempo de degradación no es rápido, además su consumo ha aumentado significativamente en las últimas décadas, dicho incremento se debe al costo de embalaje (empaque o envoltura) que al ser con plástico resulta más económico para las industrias que cualquier otro elemento.

“Si hablamos desde un marco más ecológico, los ambientalistas mencionan que las bolsas plásticas son el elemento mayor contaminante sobre los ecosistemas, y tienen razón porque el consumo es alto y gran parte de esos componentes tienen un ciclo de vida o de uso muy mínimo. Por otro lado, la industria plástica menciona que no hay otras opciones que les permitan dar embalaje, entonces es un tema que tiene muchas variables”, dijo Galeano.

Otra de las discusiones se centra en qué se hace con el producto después de su uso, y es allí en donde hay un gran inconveniente, porque independientemente del material con el que esté hecho la bolsa (papel, plástico, microfibra o algodón), si las comunidades no tienen una responsabilidad de darle un uso consecuente lo más largo posible, simplemente el problema del residuo seguirá en aumento y generando los problemas ya documentados a nivel mundial.

La bolsa ecológica

Con el cobro de impuesto a las bolsas plásticas en los grandes mercados, los ciudadanos se preguntaban cómo llevar los productos adquiridos, fue cuando se empezó a hablar de las bolsas ecológicas, pues estás se pueden utilizar varias veces, no obstante, algunas personas no hacen un buen uso de ellas y las utilizan como bolsas de basura o simplemente terminan dejándolas guardadas y olvidadas en cualquier lugar, haciendo que el usuario vuelva a la bolsa plástica.

La denominada bolsa ecológica, es un textil de bajo costo por su proceso de elaboración, pero no es de fácil degradación, tiene un ciclo de duración bastante largo lo que la hace generadora de contaminación. Las compostables son un poco más extrañas en el mercado, su procedencia viene de residuos orgánicos como de la industria de la papa, la yuca, entre otros, lo que hace que su degradación sea un poco más rápida ya que son orgánicas.

Ahora bien, en cuanto al tema de la reutilización de los tres elementos mencionados (bolsas plásticas, ecológicas y compostables), todas se pueden reutilizar, lastimosamente algunas personas no lo hacen, poniendo en riesgo al planeta.

Además hay un tema empresarial que es el exceso de embalaje, por ejemplo, en los supermercados se encuentran productos cubiertos por bolsas, los cuáles no tienen una forma de reutilización, sólo están protegiendo al producto, pero son plásticos que se desechan inmediatamente y que terminan en el relleno sanitario.

Dato

La Agencia del Medioambiente británica explicó cuántas veces debe utilizarse una bolsa, para que su vida útil haya compensado su producción. Las bolsas de plástico deberían ser reusadas al menos cuatro veces, las de papel tres, mientras que las de algodón 131 veces.

Alternativas

Una de las soluciones para mitigar la carga ecológica del plástico y las bolsas de algodón es el reemplazo de estos por el papel, ya que su degradación es muy rápida, sin embargo, cabe recordar que el papel requiere de la tala de árboles, de igual forma, su traslado significa un gasto mayor de energía, lo cual se añade a su huella de carbono. Por otro lado, el papel es el material menos probable de soportar los tres usos necesarios para posteriormente ser desechado.

Dato

Colombia tiene una buena política pública, pero no se aplica. Hay un analfabetismo ambiental que no reconoce la importancia de generar procesos reales del cuidado del ecosistema

¿Qué hacer para que el plástico no llegue a los ríos?

Las acciones se deben concentrar en tres grandes ramas. Primero debe haber un gran eje político a través de la generación de una política pública, normatividad en la que Colombia ha avanzado al respecto, pues se debate una ley que prohíbe el uso de plásticos de un solo uso en el territorio nacional, además se cobra el impuesto a quienes adquieran dichas bolsas.

Como segundo punto es necesario fortalecer las instituciones, por consiguiente habría que generar unos procedimientos sancionatorios a las fábricas y personas que no cumplan con la norma. Por último, es necesario generar estrategias de educación ambiental en todos los frentes para que las comunidades tomen conciencia y poco a poco dejen de utilizar lo más que puedan el uso de bolsas plásticas.

Dato

De América Latina, los países en los que se ha prohibido total o parcialmente el plástico o tiene regulaciones son: Colombia, Puerto Rico, Chile, Ecuador, Argentina, Perú y Costa Rica.