Pereira, ¿Apocalipsis silencioso?

Orlando Parra G.

Un joven persigue a otro, le dispara, éste decide refugiarse en una casa donde se celebraba un grado 11, el otro sigue disparando, la escena es de terror, el resultado: varios inocentes muertos, el responsable -se dice- fue detenido. El perseguido, de 16 años, al día siguiente fue asesinado. Hablemos de estos “datos”.

Por primera vez en más de una década, la ciudad de Pereira logró tener en el 2018 una tasa de homicidios por debajo del promedio nacional, 24,3 frente a 23,1. Hace 10 años mientras en Colombia se calculaba que 39 personas de cada 100 mil serían asesinadas anualmente, en Pereira eran 67. Una buena noticia que igual nos lleva a varias preguntas ¿por qué hemos sido más violentos que el promedio de Colombia?

En los últimos 11 años(2) , si bien se considera que en Pereira las “enfermedades isquémicas del corazón” son la primera causa de mortalidad, también, durante esos mismos años -sin variar en ninguno de ellos- se establece que la “primera causa principal de mortalidad en personas de 15 a 44 años” son las “agresiones (homicidios), inclusive secuelas”, es decir, los asesinatos: por 11 años, sin parar.

Éste es un dato al cual se ha prestado poca atención, pero que marca, claramente la magnitud de la situación que vivimos y se constituye en un reto tanto para las administraciones estatales, como para toda nuestra sociedad.

Está por encima

La ciudad está por encima del departamento, y del país en lesiones fatales de causa externa. Colombia tiene 52,30 casos por cada 100 mil habitantes, Risaralda 52,73 y Pereira 55,52. Para lesiones “no fatales” de causa externa, nuevamente tenemos datos por encima de la tasa nacional que está en 654,28, mientras Risaralda está en 699,02 y Pereira en 885,17 lesionados por cada 100.000 habitantes.

Los homicidios por comuna, analizados del 2012 al 2018 muestran una concentración de homicidios en 3 comunas: Villasantana, Consota y Centro, en primer término y luego San Joaquín y Río; La comuna Consotá (El Dorado y alrededores) presenta un incremento paulatino de homicidios en los últimos 3 años. Ya para los corregimientos, analizados los últimos 7 años, aparecen: Puerto Caldas y Cerritos como aquellos que presentan el mayor número de homicidios, lo sigue Caimalito (los tres son corregimientos vecinos) y Tribunas. Del 2017 al 2018 se presenta un alarmante incremento de homicidios, precisamente en Tribunas (el mayor número de homicidios en corregimientos) y también en Altagracia.

Otras formas

La violencia va más allá de los homicidios. Los homicidios son sólo la peor violencia. Pero existen otras formas. El doloroso tema de los desaparecidos, es un grito de dolor silencioso en el municipio: a nivel nacional se reporta que de cada 100 mil Colombianos, posiblemente 12,84 serán parte de una denuncia de “desaparición” (6.397 personas) durante el año, en Risaralda serán 27,59 y en Pereira casi cuadruplica el promedio nacional al pasar a 41,12. En otras palabras, por cada diez mil personas -el tamaña de un barrio promedio- cuatro posiblemente “desaparecerán” en 12 meses, una cada 3 meses. Gota a gota.

Las lesiones personales se definen como: “cualquier daño del cuerpo o de la salud orgánica o mental de un individuo llamado lesionado, causado externa o internamente por mecanismos físicos, químicos, biológicos o psicológicos, utilizados por un agresor, sin que se produzca la muerte del ofendido”. mientras en el país, esa tasa de “violencia interpersonal” bajó de 234 a 233; en la ciudad se incrementó pasando de 1.152 a 1.368 denuncias. La tasa sube entonces de 242 a 287, lo que además la ubica –nuevamente- por encima de la departamental que está en 191,68 denuncias por cada cien mil habitantes

Según el DANE hay un incremento paulatino de ciudadanos que manifiestan haber sido extorsionados o han recibido intentos de extorsión. Los procesos en 2 años se han multiplicado 5 veces.

Violencia intrafamiliar

“En nuestro país, por cada hombre que denuncia, lo hacen seis mujeres, cifras que preocupan significativamente, alarma la situación de la mujer como la mayor víctima de violencia” [CITATION LEG18 \l 9226 ]: las cifras de nuestra ciudad poco distan de este esbozo nacional. La tasa de denuncias por violencia intrafamiliar (por cada 100.000 habitantes) en el municipio es de 69,39 siendo superior a la tasa departamental que está en 61,63. ¿más denuncias o más violencia?. La de violencia “entre otros familiares” en Pereira es una tasa de 54,82, en Risaralda 46,26. y contra el adulto mayor es de 42,34 siendo mayor tanto a la nacional de 37,87 como a la departamental que se ubica en 34,86.

Así mismo se muestra un considerable aumento de las denuncias asociadas a violencia de pareja, que pasaron de 542 a 799 denuncias en un año, un incremento del 50% lo que constituye una alarma muy por encima del incremento nacional que “sólo” paso de 10.385 a 10.974 denuncias.

Delitos sexuales

Los (presuntos) delitos sexuales denunciado en medicina legal siguen en aumento. pasaron de 270 a 321, a 348 y ya para el 2018 se ubicaban en 392, aumentaron tanto los casos de mujeres como de hombres. Datos que explican porque globalmente Pereira, está por encima del departamento en este tipo de delitos, pues de cada 100.000 personas que denuncian delitos sexuales, mientras en Colombia lo hacen 52,30 en Risaralda son 74,81 en Pereira llega al 82,24.

En Colombia “el fenómeno del suicidio como problema de salud pública ha venido en aumento desde hace una década, para el año 2018 representa el 10,4 % de las muertes por causa externa, siendo el mayor número de suicidios registrados en la última década” [CITATION LEG18 \p 291 \l 9226 ]. la tasa en Pereira es superior a la nacional –que como se lee, ya es alarmante- pues ésta se ubica en 5,93 mientras de la de ciudad está en 7.90

Merece un texto aparte los datos del ICBF que alertan: pues la tasa de adolescentes, de 14 a 17 años capturados en los últimos 5 años se ha multiplicado en un 460%, es decir casi quintuplicado. O los de accidentalidad de tránsito, baste decir que en el 2016 hubo mil lesionados en accidentes de tránsito. Y si en 2015 morían más de dos peatones pereiranos en 2018 ya eran tres. Casi uno por semana.

Mirada a fondo

Más allá de los números tenemos que hacer una observación a fondo sobre los hechos, si la tasa en Colombia ya de por si es alta y preocupante ¿Qué sucede en Pereira particularmente? Desde el 2013, la ciudad muestra un descenso en la tasa de homicidios, lo cual incluso permitió que saliéramos del ranking de las 50 ciudades más peligrosas del mundo. Pero como lo muestran las cifras alguien diría que hay un “apocalipsis silencioso” que azota a muchas familias y comunidades.
Las explicaciones (de los homicidios) pueden asociarse a bandas delincuenciales relacionadas no sólo con drogas, gota a gota, extorsión, hurto, etcétera, que realizan ajustes de cuentas, etcétera. Empero necesitamos construir una sociedad donde en cualquier parte de la ciudad se pueda celebrar un grado 11 en paz, y dónde llegues a los 16 años sin ser asesinado. Ese es el reto para todos nosotros.

* Mg. en Historia. Docente-Investigador Universitario. Columnista.
(2) “Estadísticas Vitales” del DANE, del 2008 al 2018