Gobernación vuelve a jornada continua y mantiene atención virtual al público, luego de adelantar medidas para la contención del covid-19 en la entidad

Por medio del decreto No. 693 del 27 de julio de 2020 firmado por Javier Dario Marulanda gobernador encargado, Federico Cano, secretario Jurídico y José Diego Tafurth, secretario Administrativo; la Gobernación de Risaralda, se derogó el Decreto 673 del 21 de julio de 2020 y se modificó la jornada laboral y de atención en todas las sedes donde funcionen las secretarías, por lo cual se retoma el horario de 7:00 am. a 3:00 pm. de lunes a viernes.

El gobernador encargado Javier Darío Marulanda explicó que las nuevas medidas fueron adoptadas, tras la realización de los cercos epidemiológicos en la Gobernación y del proceso de desinfección en todo el edificio y del control del ingreso de trabajadores, consistente en el registro de temperatura al ingreso de la entidad, consideradas en la Ley 9 de 1979 y el decreto 780 de 2015. Y que frente al alto brote del Covid-19 en el departamento, se continuarán con la no atención al público, teniendo en cuenta además que el 70 % de los contagios corresponden a Pereira.

De igual manera se estableció que se mantiene la atención al público de manera virtual, con excepción de aquellas personas que lleguen al primer piso de la edificación para realizar la liquidación y el pago del impuesto vehicular, con el fin de continuar con las acciones preventivas relacionadas con el control de ingreso de visitantes y trabajadores a las instalaciones de la Gobernación; priorizando el trabajo en casa para personas con morbilidades, distanciamiento físico durante las horas de almuerzo y posterior desinfección del área utilizada para tal fin.

Continua el establecimiento de turnos laborales con el personal estrictamente necesario para garantizar el servicio, evitar aglomeraciones y el resto de colaboradores desempeñará sus funciones en modo teletrabajo, conforme a la coordinación estimada por los directores y secretarios de despacho.

Así mismo los secretarios, directores y gerentes de descentralizados, por tratarse de servidores públicos de confianza y manejo, deberán tener presencia física permanente, salvo aquellos con prescripción médica que lo impida.

El articulado del decreto reitera el cumplimiento de las medidas de bioseguridad como el uso obligatorio y permanente del tapabocas, lavado de manos y desinfección con alcohol antiséptico o glicerinado, la limpieza continua de los puestos de trabajo; so pena de sanciones disciplinarias y penales a que haya lugar, para quienes incumplan las mismas.

El ingreso de servicios de domicilios queda prohibido, así como la realización de reuniones más de cinco personas, y en caso de necesidad de realizarlas con mayor número de asistentes, éstas deberán hacerse por medios virtuales.

Deja un comentario