Covid- 19, el ‘mal estudiante’ que no permite el retorno a las clases presenciales

Miles de estudiantes y padres de familia quedaron con los ‘crespos hechos’. Aunque se esperaba el retorno a los salones de clases durante este primer mes del 2021, desde las Secretarías de Educación de Risaralda, Pereira y Dosquebradas, anunciaron la suspensión del retorno a las clases presenciales.

A través de una circular conjunta, los 3 titulares de las Carteras mencionada, Leonardo Gómez (Risaralda), Leonardo Huerta (Pereira) y Celso Parra (Dosquebradas), señalaron que “ocupación de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos, designadas para ocupación de pacientes COVID 19, en el Departamento de Risaralda, se ha decretado la alerta roja hospitalaria en el pasado mes de diciembre, conservándola así para el presente mes de enero, aunado a esto el alto porcentaje de muertes causadas con ocasión del virus. En consecuencia, las 3 secretarías de Educación informan que la prestación del servicio educativo, tanto el prestado por instituciones oficiales como por las privadas, en el territorio de Risaralda, incluido Pereira y Dosquebradas no podrán ser desarrolladas durante el mes de enero de manera presencial ni en alternancia”.

Hay que recordar que una de las primeras medidas para hacerle frente al Coronavirus en el país, fue precisamente suspender las clases presenciales en todos los colegios del país. Esto afectó sobremanera la salud mental de millones de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en Colombia, además de convertirse en un reto para los padres de familia y especialmente para los docentes, porque el derecho a la educación no podía suspenderse, por lo que los estudiantes continuaron, en la mayoría de los casos, recibiendo las clases de manera virtual o recogiendo los talleres que dejaban sus profesores.

Tras este duro panorama, las autoridades de educación a nivel nacional, regional y local, comenzaron a trabajar lo que se denomina como el modelo de alternancia, el cual permitiría el retorno a clases presenciales con unos aforos controlados en las instituciones educativos, además que se complementaba con las clases virtuales.

Bajo dicho modelo es que se pensaban retomar las clases presenciales en Risaralda a partir del 25 de enero, sin embargo como se mencionó en la circular conjunta, tampoco se retornará a clases bajo este modelo en el departamento, por lo menos en lo que respecta al mes de enero.

 

Empiezan las clases, pero virtuales

Señala la circular conjunta que “En consecuencia y de acuerdo con el calendario escolar unificado expedido para el año 2021, a partir de enero 12 se llevaran a cabo las semanas de desarrollo institucional y la primera semana de clases de manera no presencial, con metodologías de trabajo y estudio en casa. Para lo cual exhortamos a todas las personas del sector educativo (directivos, docentes, administrativos, estudiantes y sus familias) a permanecer en casa a fin de mitigar el riesgo de contagio”.

Para realizar las semanas de desarrollo institucional, las autoridades educativas en Risaralda, recomiendan a los directivos docentes de cada una de las instituciones educativas contar en primera instancia con el recurso humano (docentes, directivos docentes y administrativos) que resida en el casco urbano de los 12 municipios no certificados en educación, y/o en las proximidades de la Instituciones Educativas para el caso de Pereira y Dosquebradas, los cuales deberán siempre cumplir con los protocolos de bioseguridad y distanciamiento social estipulados por el Gobierno nacional.

El secretario de Educación de Pereira, afirmó que “toda actividad en las escuelas y en los colegios de Pereira, tanto oficiales como privados, deberá desarrollarse en casa; pero el llamado es que de verdad sea en casa, nada nos ganamos con no autorizar las clases en los colegios si los niños salen a la calle a jugar pelota, si los padres salen a actividades distintas a trabajar y se exponen, o si los profesores no desarrollan las clases en el colegio, pero los encontramos en los parques o centros comerciales”.

La aplicación de las clases virtuales, ha evidenciado las graves problemáticas que tienen miles de estudiantes para acceder a herramientas tecnológicas que les permitan continuar con su educación desde casa. Muchos niños, niñas, adolescentes y jóvenes no cuentan con conexión a internet o si quiera un computador y aunque en el departamento se hizo entrega de algunas de estas herramientas, la virtualidad también ha generado una deserción escolar significativa, no solo en Risaralda sino en todo el país.

 

Cuadro

Sindicatos

Tanto desde el Sindicato de Educadores de Risaralda (SER) como desde Fecode, se han mostrado en desacuerdo con el retorno a las clases presenciales bajo el modelo de alternancia. NO solo desde que empezó el aumento de contagios diarios en el departamento, sino desde el mismo momento en que el Gobierno nacional planteó dicha estrategia.

Aseguran estos colectivos sindicales que la razón para rechazar la alternancia, es simple, no se cuenta con la infraestructura en muchos de los planteles educativos del departamento, para que se pueda efectuar un regreso a las aulas de manera segura.

Por ejemplo desde Fecode manifestaron que “En el área de educación, la situación es bastante compleja, muchos compañeros docentes, padres de familia, estudiantes, personal administrativo, servicios generales y de vigilancia viven nuevas incertidumbres, incrementadas por las declaraciones y normas expedidas por el Ministerio de Educación Nacional, varios mandatarios locales y Secretarías de Educación presionan y tensionan en torno al tema de implementar la medida de la presencialidad bajo la modalidad de la “Alternancia”, subvalorando la vida, la salud, la educación, el trabajo en condiciones dignas y la protección especial con que cuenta la niñez y la juventud, como derechos fundamentales consagrados constitucionalmente, llamamos a no chantajear, constreñir, ni amenazar con apertura de procesos disciplinarios y descuentos de salarios a quienes no se acojan a la alternancia”.

Por parte del SER, se llevaron a cabo varias jornadas de protesta en el 2020, en las cuales no solo se denunciaban problemas en la prestación de salud para los docentes y directivos, también rechazaban contundentemente el modelo de alternancia.

 

Destacado

Alrededor de 170.000 estudiantes en Risaralda, así como 7600 trabajadores del sistema educativo, se verán afectado por la suspensión del retorno a las clases presenciales, alrededor de 53.000 en los 12 municipios no certificados, más de 70.000 en Pereira y más de 25.000 en Dosquebradas.

 

Pie de foto: Los Secretarios de Educación del departamento (Risaralda, Pereira y Dosquebradas), volverán a reunirse en las próximas semanas, para determinar las acciones a seguir en el sistema educativo, teniendo como referencia el panorama de los contagios diarios de Covid y la ocupación de las camas UCI.

Compartir