19.1 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

Civismo pereirano un día después de la tragedia

Julián Andrés Santa

A punta de civismo, Pereira ha logrado levantarse para progresar y poder recuperarse de las tragedias sufridas, destacándose la unión de la comunidad, su sentido de pertenencia y ante todo solidaridad en los momentos en que más se ha necesitado. Fue así como un día después de lo acontecido en el barrio La Esneda y el sector del río Otún, se destacó esa ayuda desinteresada de ciudadanos que aunque no sufrieron pérdidas materiales ni de familiares, no dudaron en ningún momento en brindar su mano.

Mónica, el ‘Ángel de la Guarda’

A Mónica Marín, entrenadora de la escuela de fútbol, Fox Club Santa Elena, que se encuentra ubicada en el Parque Industrial, la denominamos como un ‘Ángel de la Guarda’, ya que en pocos minutos logró desplazarse al sitio de los hechos y su oportuna ayuda permitió el rescate de una joven deportista, que afortunadamente pudo sobrevivir.

Así lo relató la profesora y líder social deportiva. “Fue una bendición, un milagro de Dios porque cuando nosotros llegamos a ver lo que había sucedido, no vimos nada, solo destrucción total y fue una impotencia ver que no sabíamos qué hacer y nos metimos y empezamos a escarbar y a buscar gente y con la gracia de Dios dimos con nuestra alumna de la escuela Fox Club Santa Elena y la encontramos viva. En este momento está en su casa, un poquito aporreada, sin nada porque perdieron todo pero la vida es lo primordial”.

Así se dio cuenta de lo sucedido

Mónica destaca también la ayuda de inmediato de su equipo de trabajo en la comunidad. “Llegamos a las 6:25 de la mañana, tenemos un jugador que él estaba en el momento cuando pasó el desastre, hizo un video y me lo envió, en ese momento yo estaba levantada cuando vi eso y de una llamé a mis líderes del Parque Industrial y nos vinimos de inmediato al rescate”.

No hubo tiempo para el descanso

Pero allí no terminó el servicio de la profesora Mónica, que por un momento dejó a un lado los balones y petos con los que le brinda los entrenamientos a sus jugadores y se puso el delantal para brindar un plato de comida a los afectados que lo perdieron todo. “Trabajamos todo el día arduamente, salvando vidas, sacando lo que más podíamos, mascotas también, hasta las 5 de la tarde y de ahí nos vinimos para el centro de acopio y continuamos sin descanso en esta labor”.

Perdió su casa pero sobrevivió

César Cortés es uno de los ciudadanos que perdió la totalidad de su hogar pero pudo conservar no solo su vida, sino la de su compañera y sus mascotas. “Fue un hecho catastrófico, levantarse un día después y no encontrar a sus vecinos, saber que lo perdimos todo, saber que un día estamos bien y al otro nos podemos levantar sin vida. Estamos un poco tristes con las personas que se han venido a involucrar y a pedir ayudar que realmente no las necesitan porque los perjudicados somos unas pocas casas y mucha gente por venir a recoger un escombro, vienen es a pedir una ayuda que se la quitan a alguien que sí la necesita”.

Así lograron salvar sus vidas

“Nosotros a las 6:20 de la mañana escuchamos un estruendo que golpeó la casa y sentimos que comenzó a temblar y la gente de afuera estaban gritando, salimos corriendo y afortunadamente pude coger a mis perritos y a la chica con que vivo y realmente así como estoy vestido salí, estamos esperando que nos lleguen las ayudas que dicen que nos darán el 80% de arriendos y que nos van a tratar de ubicar”.

Atento ayudando a los demás

A pesar de que César Cortés perdió todo lo material, continúa en la zona afectada, “en pie de lucha”, como lo expresó, atento a poder ayudar a quienes más lo requieran. “Abrieron unos albergues para los animalitos pero allí no me dejaron quedar, afortunadamente un compañero me llamó y como a las 11 de la noche me dijo que fuéramos a descansar un rato y llegamos desde las 7 de la mañana en pie de lucha para ver en qué le podemos colaborar a la gente y mirar qué podíamos recuperar de lo que perdimos”.

Con actitud de servicio a pesar del golpe

Otro de los casos de civismo es el de Leonardo Morales, vecino del sector que a pesar del golpe sicológico y emocional, ha estado presente brindando su ayuda y entregando alimentos. “Perdimos a varios amigos, eso fue una cosa que de un momento a otro se nos vino y fue muy horrible, hay gente desaparecida, ese derrumbe fue inesperado, algunos niños se estaban levantando para irse a estudiar y quedaron atrapados. Al día después ha colaborado mucho la gente con ayudas y con dolor por tantas víctimas por ese desastre”.

Se crece en base a la solidaridad

Andrés Hernández es entrenador de fútbol y aunque no vive en este sector de la ciudad, esto no impidió en ningún momento el desperar de su sentido de solidaridad y de querer contribuir a quienes más lo necesitan. “Esto es un tema de humanidad, del querer ayudar a los demás, nosotros siempre podemos hacer mucho, lastimosamente estamos bajo un gobierno que no cuida a sus ciudadanos y que este país ha crecido más en base a la solidaridad que al buen actuar político”.

Buscan ayuda de sicólogos

“Lastimosamente uno de los niños del club de fútbol que dirijo, tuvo la pérdida de su abuelo, nos dimos cuenta en la noche. Le vamos a brindar todo el apoyo sicológico que requiera él y todas las personas a las que podamos llegar. Extendemos la invitación a sicólogos que quieran venir y ayudar entre todos”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -