19.1 C
Pereira
lunes, febrero 26, 2024

Casa de la inclusión: Una nueva oportunidad de vida  

Sin duda alguna, una de las labores más difíciles entre la población en condición de discapacidad, son aquellos que cumplen la tarea de ser cuidadores; personas que dejan sus actividades diarias para apoyar y servir a sus seres queridos. El mayor obstáculo para ellos, es que por el tiempo que entregan a lo que hacen, en ocasiones no tienen cómo conseguir ingresos para sostenerse.

“Las limitaciones solo están en la mente, cada persona es la que se las coloca”. Con este relato Alexandra García Aguirre, una persona que es invidente muestra como su condición no le impide ser artesana, con habilidad y agilidad ella ha venido aprendiendo el arte de la bisutería, una forma diferente de conseguir recursos “Nunca pensé que lo fuera hacer en mi vida, pero por las circunstancias y las necesidades, fue creciendo la idea de ser emprendedora. Tejo con mi mamá, las dos estamos aprendiendo y recibimos juntas clases”.

Y es que Alexandra y su mamá, hacen parte de la Casa de la Inclusión, un espacio que fue adecuado para que personas en condición de discapacidad de Santa Rosa de Cabal, pudieran tener un lugar que les permitiera tener diferentes actividades, entre ellas algunas educativas, que les servirán para salir adelante. Leidy Carolina Marquez coordinadora del programa discapacidad del municipio de de las Araucarias y directora de esta entidad, indicó que el objetivo principal de este proyecto es una atención integral para dicha población “Junto al Sena estamos realizando una serie de capacitaciones para las personas que tienen algún tipo de discapacidad, y por supuesto también para sus cuidadores. Estos últimos son fichas muy importantes en estos procesos. Hay que fortalecer las competencias de ellos, pues son el núcleo y la base de las personas en condición de discapacidad.

Cuando uno es un cuidador de 24 horas se torna muy complejo poder cumplir los horarios de un empleo , entonces las posibilidades de empleabilidad se ven muy reducidas. Lo que queremos es fortalecer habilidades en los cuidadores para que se conviertan en emprendedores. Desde la Alcaldía de Santa Rosa y desde Casa de inclusión hacemos unas ferias anuales, donde ellos pueden mostrar lo que hacen, cada uno de sus emprendimientos. Iniciamos con un curso de bisutería, vamos abrir uno de barismo, porque precisamente hemos estado creando unos cafés incluyentes, y ahí en estos sectores se puede buscar trabajo para ellos. En definitiva lo primero que hay que hacer es formar a las personas, incentivarlos e integrarlos a la sociedad para que puedan encontrar un empleo”.

Cuidadores

A pesar de que siempre se habla de la colaboración y apoyo que se le brinda a algunas personas en condición de discapacidad, se olvidan de sus cuidadores; estos familiares o amigos, son los encargados de acompañar en todo momento a esta población. Ellos en su labor también necesitan ayuda, pues en su gran mayoría por realizar esta labor no tienen cómo trabajar y sostener a sus familias.  Luz Marina Castaño Valencia es una cuidadora e indicó su experiencia

“Tengo un niño de 20 años que tiene síndrome de down, él estudia en Lazos de Amor, venimos 4 mamás de esta fundación a la Casa de la inclusión. Desde que los niños nacen para uno no hay otras oportunidades, toca es dedicarse a ellos de lleno. Lo entre a estudiar en la guardería, luego a la escuela, pero como ya está grande no me lo recibieron más en instituciones educativas, así que la fundación me lo recibió

Son muchos gastos, para el transporte, la manutención de ellos, de la casa, no es fácil, todo es un gasto pero todo con amor se hace. Este tipo de estudios, de capacitaciones le ayudan a uno para poder crear nuevos emprendimientos, todo arte lo empuja a uno a conseguir nuevas cosas, y que más que se puede centavear y de cierta forma solventar algunas necesidades. Lazos de Amor también me ha ayudado mucho, está conformada por voluntarios, la presidenta Aleyda Ríos junto a un gran equipo ofrecen muchos servicios a los que uno puede acceder, durante la escuela aprendió, pero con esta entidad el avance es gigante”.

Dato. Si alguien quiere hacer parte de la Casa de Inclusión, se pueden acercar  a la dirección calle 11 entre carreras 11 y 12  #11 – 5 Santa Rosa de Cabal. Deben llevar copia del documento, con su historia clínica, o si tienen certificado de discapacidad.

Cifra 130 personas hacen parte actualmente de la casa de la Inclusión, entre personas con discapacidades cognitivas, físicas, motrices, y cuidadores.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -