Unión de voluntades políticas para salvar al hospital San Jorge

La experiencia de salvamento del hospital universitario del Valle, que hace 5 años estuvo al borde de la quiebra, sería aplicada en el caso del Hospital San Jorge de Pereira, si se logra un acuerdo de voluntades políticas en las que participarían los congresistas risaraldenses y vallunos.

Así se desprende luego de la intervención en la plenaria de la Asamblea departamental, del senador del Valle por el partido Polo Democrático Alternativo, Alexánder López, quien fue invitado por el diputado Daniel Silva, miembro de la comisión conformada para el tema del hospital.

 

Compromiso
El parlamentario se comprometió a llevar el tema a la bancada de congresistas del Valle, al tiempo que cursará invitación a los senadores y representantes a la Cámara por Risaralda, a una reunión para explicarles el proceso que llevaron a cabo para sacar de la crisis al Universitario del Valle, que atravesó una situación muy similar a la que se vive aquí con el San Jorge. “Si hacemos un frente común con 6 congresistas risaraldenses y 27 del Valle, seríamos 33 ayudando a salvar una entidad hospitalaria pública; desde ya me pongo la camiseta del hospital San Jorge para que no vaya a un proceso liquidatorio que es lo que tenemos que evitar a toda costa”, agregó el senador López.

Recordó el parlamentario del Polo Democrático, que el hospital departamental del Valle, por poco termina liquidado, cuando estuvo plagado de politiquería, de corrupción, con nóminas paralelas, los servicios tercerizados, con un desgobierno generalizado; a raíz de ello la Supersalud había tomado la decisión de liquidarlo, “en ese momento yo presidía la bancada de congresistas del Valle, 21 en total, empezamos a hacer una serie de gestiones con el gobernador de entonces Wilmar Delgado y posteriormente con Dilian Francisca Toro, logrando una especie de pacto político para salvar la entidad hospitalaria”, anotó López.

Explicó que entre todos hacían gestiones ante el Ministerio de Salud y las EPS, buscando recursos y presionando para que la cartera que le debían al hospital la pagaran y desde la gobernación estructuraron un plan de salvamento con los trabajadores y acreedores; estrategia conjunta de fuerzas políticas, de la ciudadanía y la administración departamental, que hoy 4 años después muestra a un Hospital que tenía un déficit cercano a los 200 mil millones de pesos, totalmente viable y generando excedentes.

 

Caso similar
Prácticamente en estas mismas condiciones está el más importante hospital público de Risaralda, donde es visible una crisis, con unos servicios que ya se están afectando por falta de recursos, la cartera ha venido creciendo aceleradamente, hay nóminas paralelas, intervención politiquera y muchos otros males que de no cambiar la dirección y el gobierno, probablemente entre en causal de liquidación.

Fue enfático en afirmar el senador López, que los hospitales no se quiebran solos, ni tampoco se le puede echar la culpa a los trabajadores; “ellos se quiebran porque se los roban, se vuelven tiendas particulares de grupos políticos que se apoderan de ellos”, precisa el congresista valluno y agrega que en el esquema actual estos hospitales son completamente rentables siempre y cuando tengan una administración idónea.

Los congresistas tienen que buscar recursos en el nivel central, pero además el gobernador debe liberar y aportar recursos frescos al hospital, poner un secretario de salud y un gerente idóneos que entiendan la crisis que se vive; de esa manera podría recuperarse, de lo contrario, lamentablemente el hospital San Jorge estaría desapareciendo.