Sin garantías, elección del contralor de Pereira

Sin garantías
Pero más allá de pretender cumplir la tarea sin cobrar un solo peso, surge la duda en cuanto se refiere a las garantías, honestidad y legalidad, ya que la mencionada universidad, presenta antecedentes que no generan confianza; tal como lo aseguró en plenaria el concejal Mauricio Salazar Peláez, quien hizo pública su decisión de apartarse y no participar en la elección de Contralor, si las pruebas de conocimiento a los aspirantes la hace la Corporación Universidad de la Costa.

De igual manera Salazar Peláez, le pidió a la mesa directiva del Concejo que en este proceso se haga acompañar del Ministerio Público, para que finalmente el proceso se logre blindar y se pueda elegir al contralor idóneo que garantice el buen cumplimiento de su labor fiscal.

“No creo en la transparencia y en la idoneidad de universidad que se ganó la convocatoria para realizar la evaluación de los candidatos a contralor de Pereira, no creo en ella porque ya tiene cuestionamientos en cuanto a estos procesos”, aseveró Salazar, al tiempo que recordó un caso reciente ocurrido al realizar las pruebas de conocimiento a 56 aspirantes al cargo de personero de Valledupar, donde uno de los inscritos alertó a los demás que el actual personero y candidato a repetir en el cargo, Alfonso Campo Martínez, tenía las respuestas del examen escondidas en una media, lo que alteró los ánimos en el recinto, al punto que la actividad fue suspendida.

Para el concejal Esteven Cárdenas, este es un proceso muy complicado toda vez que es un mecanismo nuevo no solo en Pereira, sino en todo el país, no obstante explica que hoy lo que se está dando es una discusión a cerca de cómo se tenía que manejar el tema contractual para escoger la universidad; Advierte el corporado, que al interior del Concejo existe un manto de dudas con respecto a la CUC, una universidad con serios cuestionamientos, que está inmersa en investigaciones, “lo que menos queremos es que el contralor que sea elegido, llegue creando incertidumbre en cuanto a su transparencia para el control del fisco municipal cercano a un billón de pesos anuales”.

 

Suspicacia
Coincide el concejal Cárdenas con su compañero de curul Mauricio Salazar, al afirmar que cuando una universidad así sea pública dice que va adelantar un proceso de manera gratuita, “de entrada genera mucha suspicacia y eso nos tiene preocupados”, anota el cabildante, explicando que un ejercicio de esa naturaleza implica una serie de gastos como pago de pólizas, la convocatoria y otros que de alguna parte deben salir.

Reconoce el corporado que el proceso ha sido bastante tortuoso, desde octubre, noviembre y diciembre del año anterior se abrieron las convocatorias a las universidades y ninguna se presentó; el pasado mes de enero de abrió nuevamente y de esta región tampoco hubo propuestas, luego en otro llamado aparecen dos universidades, coincidencialmente del departamento del Atlántico, una de ellas está lista para iniciar el trabajo, de acuerdo con lo manifestado por el presidente del Concejo pereirano.