Poca oposición tendrá el gobierno de Víctor Manuel Tamayo

De acuerdo con el artículo 6 del Estatuto de la Oposición, “Dentro del mes siguiente al inicio del gobierno, so pena de considerarse falta al régimen contenido en la Ley 1475 de 2011 y ser sancionadas de oficio por la Autoridad Electoral, las organizaciones políticas deberán optar por:
Declarase en oposición. Declararse independiente o Declararse organización de Gobierno.

En lo que respecta a la Asamblea de Risaralda, diferentes bancadas han cumplido con dicho mandato, primero lo hizo el partido Conservador con sus 4 diputados, Juliana Enciso, Carlos Andrés Gil, Carlos Wilson Suárez y Diego Alberto Naranjo, quienes se declararon independientes frente al gobierno de Víctor Manuel Tamayo.

 

Liberales
Posteriormente la bancada del partido Liberal conformada por los diputados, Jaime Esteban Duque García, Diomedes Toro Ortiz y Juan Diego Patiño Ochoa, presidente de la Corporación, se reunieron para tomar una determinación al respecto.

Después de una exposición de argumentos centrada en la búsqueda del bienestar de todo un departamento, además de velar por los intereses del partido Liberal, elebraron un acta que fue entregada al Director nacional de esa colectividad, César Gaviria Trujillo y al secretario general de la misma, Miguel Ángel Sánchez, dejando clara su postura frente a la administración departamental en cabeza del gobernador Víctor Manuel Tamayo.

Dicha bancada decidió declararse ‘organización de gobierno’, teniendo en cuenta el buen inicio de gestión de Tamayo Vargas, quien según los corporados ha buscado la integración con los tres diputados para construir un Plan de Desarrollo incluyente que incentive la generación de empleo y otorgue una mejor calidad de vida a los risaraldenses.

 

Centro Democrático
El único diputado risaraldense del partido Centro Democrático, José Durguez Espinosa Martínez, hizo lo propio y se declaró como organización de gobierno.
Espinosa advirtió que deja clara su postura ante la Duma departamental, que va con la intención de acompañar la buena gestión del gobernador Tamayo, siempre y cuando redunden en beneficio del pueblo de Risaralda; pero también explicó que lo hace sin perder la calidad de coadministrador dentro del sano debate.