Otro ‘palo en la rueda’ de la Cárder

Un nuevo elemento de tipo recusatorio, posiblemente aplazará una vez más la elección del nuevo director de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder, ejercicio que estaba agendado para hoy.

La nueva recusación presentada por el ingeniero Carlos Alfredo Crosthwaite Ferro, indica que los recién posesionados alcaldes, que figuran en calidad de consejeros de la entidad, no tienen competencia para participar, tomar decisiones, ni votar en los Consejos Directivos de hoy 26 de febrero.

Argumenta el ciudadano recusador, que la vigencia legal y estatutaria de los mandatarios municipales de Marsella, Santuario, Mistrató y La Celia, elegidos en la Asamblea Corporativa de la Cárder el 25 de febrero de 2019, por el término de un año, finalizó ayer, en consecuencia cualquier actuación, no solo pueden incurrir en sanciones de tipo penal y disciplinario, sino que sus decisiones quedarán viciadas de nulidad absoluta.

En la carta enviada por Crosthwaite Ferro al Gobernador de Risaralda y a los miembros del Consejo Directivo de la Cárder, hace una solicitud respetuosa a los alcaldes, abstenerse de participar como consejeros de la entidad en la reunión programada para este miércoles 26 de febrero.

 

Explicación
De igual manera pide una explicación a cerca de las razones por las cuales no se reunió la Asamblea Corporativa de la Cárder para elegir a los nuevos representantes de las alcaldías de los mencionados municipios como miembros del Consejo directivo, dentro de los términos de ley.

Hace un requerimiento para que se envíe copia a los entes de control para que se investigue a los funcionarios que por su omisión no citaron a la Asamblea Corporativa para que se reunieran en los términos legales.

Finalmente pidió que se convoque a la Asamblea Corporativa a reunión extraordinaria para que se elijan los nuevos miembros del Consejo Directivo.

 

Sin definir
Otro hecho que podría frenar el proceso en el cual se estaría eligiendo hoy nuevo director de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder, tiene que ver con la posición de la Procuraduría General de la Nación, que hasta el cierre de esta edición no había decidido a cerca de la última recusación presentada recientemente, ya que sin este requisito tampoco podría haber elección