Mirar más al campo, pide el concejal Mauricio Salazar

Fijar la mirada en el sector rural de Pereira y prestarle especial atención en los programas de deporte y recreación, fue la solicitud que el concejal del movimiento Primero Pereira, Mauricio Salazar Peláez, hizo a la administración municipal.

El corporado dejó entrever su inquietud luego de conocer el plan de acción presentado en sesión plenaria del Concejo, por parte del secretario de Deportes y Recreación, Gustavo Rivera, en el cual según Salazar Peláez no encontró nada importante para el campo. “No veo programas ni inversión para el sector rural en el tema de infraestructura deportiva, oferta en deporte y recreación, por eso hago el llamado respetuoso al alcalde y a su secretario de Deportes para que extienda su mano a la gente del campo, porque lo que necesitamos es que en el campesinado haya bienestar”, acotó el concejal.

Fue enfático en afirmar que los pereiranos “tenemos una gran deuda con el sector rural, es una zona que está golpeada y hay mucha ausencia por parte de la administración pública en infraestructura para escenarios deportivos y para la oferta de recreación y programas para fomentar el deporte”.

Destacó que si hay inversión en el campo, los hombres que trabajan la tierra siguen con su legado y no tienen que emigrar a la ciudad, pero no solamente hay que invertir en deporte y recreación, también es necesario atender la demanda educativa, el tema de la salud, además del mejoramiento de vías y vivienda, entre otros.

Cuando faltan escasos días para terminar el primer período de sesiones ordinarias en el Concejo Municipal de Pereira, Mauricio Salazar considera que es muy temprano para hacer una evaluación, pero si le augura a la administración del alcalde Carlos Alberto Maya una buena gestión, esperando que el Plan de Desarrollo que se formule, le de a la ciudad crecimiento y bienestar, generando mayor justicia social.

 

Desde la oposición
Cuando muchos especulaban que Mauricio Salazar no asumiría la curul que por ley le corresponde por ser la segunda votación más alta para la alcaldía de la capital risaraldense, fue todo lo contrario y lo hace desde su modo de oposición, asegurando que siempre hará lo mejor ejerciendo una labor de fiscalización y control político, “asumí con amor y responsabilidad esta gestión de concejal y aquí estaré como me corresponde, porque lo que siempre ha estado en mi mente es servirle a la ciudad desde donde esté; en un principio quise hacerlo como alcalde pero las cosas no se dieron, y me dio la oportunidad de servir desde el Concejo”, dijo.

“Mi mayor aspiración es que a la ciudad le vaya bien y para eso necesitamos que al alcalde haga bien su tarea, por eso acá estamos de la mano de Dios para que todo salga lo mejor para la ciudad”, puntualizó el corporado.