Hoy mi familia es Apía: Hernando Murillo

Una eucaristía celebrada en el coliseo del municipio de Apía, fue el preámbulo del acto de posesión de Hernando Murillo Blandón, como nuevo mandatario del pueblo apiano.

La notaria única del municipio, Claudia Lorena Geovo Bonilla, tomó el juramento al nuevo mandatario de esta localidad risaraldense, quien asumió el cargo que le entregó la ciudadanía el pasado 27 de octubre. Murillo Blandón elevó una voz de agradecimiento a Dios, por haberle permitido llegar a su objetivo y puso en sus manos la administración para que lo guíe y le permita hacer las cosas de la mejor manera.

l recibir la banda que le impuso Jorge Arboleda, alcalde saliente, Hernando Murillo acompañado del gobernador electo de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas, autoridades militares y de policía, así como de los congresistas, senador Alejandro Corrales, Gabriel Jaime Vallejo, Samy Merheg, el diputado electo Carlos Andrés Gil y otros alcaldes electos; se dirigió al público asistente, recordando que fue el pueblo apiano que le pidió que de nuevo los representara en la conducción de los destinos del municipio, “muchas personas se me acercaron y me dijeron con luz en sus ojos frases como ‘Hernando, lo necesitamos nuevamente’ o ‘Murillo, Queremos que nos represente otra vez’, y fue precisamente el sentir de la comunidad, sus necesidades y anhelos los que me impulsaron a reabrir un camino, al que denominé en sus inicios el camino de la esperanza, la ética, la gobernabilidad y el compromiso”, agregó.

Experiencia
Por tercera vez, Murillo asume dicha responsabilidad, la cual asegura que se la debe también a esposa Nancy Grajales que ha sido, es, y será su columna vertebral en los duros retos que se ha propuesto; “admirarle su capacidad, carisma y don de gente que complementa el propósito de servir, un oficio desinteresado que diariamente ejercemos con amor en procura del bienestar de la comunidad. Su rol como esposa, mamá y abuela ha sido siempre en llevar el mejor mensaje de amor y conciliación”, anotó al referirse a quien asume como Gestora Social de Apía.

Hizo énfasis en el papel de sus hijas, Lina Tatiana, Laura Jimena y su nieta Valeri, a quienes les aseguró que el importante logro también se lo debe a ellas, “mis hijas demostraron defender con orgullo los valores, su acompañamiento en este ejercicio fue fundamental, sentir su energía y su entusiasmo por abanderar procesos sociales me llenaron de seguridad para seguir mirando hacia adelante”.

Con la satisfacción de volver a estar al frente de los destinos de este municipio, reconoció que es a sus padres a quienes le debe su existir, ya que con amor y compromiso construyeron y sostuvieron las bases de esta familia; “¡Mamá, Papá! no me cansaré de dar gracias a Dios por tenderme la mano y juntos haber cruzado el puente de la vida, que, junto a mis hermanos, pregonamos con orgullo los valores y las enseñanzas que hoy trasmitimos a nuestros hijos y nietos”, dijo en su discurso.

En otros apartes de su alocución. Hernando Murillo precisó que “Hoy mi familia es Apía, junto a mi esposa Nancy queremos redoblar nuestros mejores esfuerzos por lograr la armonía en el propósito de ayudar, porque creemos que es posible ser parte de la solución, porque sentimos las necesidades sociales como nuestra. Hoy Apía renace. A mi equipo de trabajo también quiero expresarles mi gratitud por esa labor titánica que desempeñaron en la contienda electoral, sin su entrega, compromiso, lealtad y convicción hubiese sido imposible alcanzar la meta propuesta”.

Mencionó al grupo de concejales que lo acompañaron y estuvieron siempre a su lado liderando causas sociales, 20 hombres y mujeres de cara al servicio a la comunidad que hicieron un trabajo admirable. Agradeció a los partidos políticos que creyeron este proyecto, Partido Conservador Colombiano, a los equipos de trabajo del partido MIRA y el partido ASI, a las diferentes bancadas del Concejo Municipal y a los liberales que decididamente estuvieron de su lado.

 

Con los jóvenes
Especial reconocimiento también hizo el nuevo mandatario de Apía, a la organización, de jóvenes con compromiso, un grupo que surgió partiendo de la necesidad de hacer que los jóvenes del municipio se apropiaran de la democracia, del servicio social. “A ellos, importantes en este triunfo, quiero manifestarles que son ejemplo de participación democrática en el departamento y la región, es esencial, jóvenes, que no dejen apagar esa llama de servicio que han avivado en este trabajoso y significativo proyecto, por el contrario, los invito a encender la luz que ilumine el camino y el futuro de nuestro amado pueblo”.

 

Tres premisas
Murillo resaltó la importancia de tres premisas que enmarcaran su relación político social que a la vez soportaran el ejercicio del gobierno. En primera instancia la Gobernabilidad, que establece el principio básico para que cada instancia tome las decisiones en el marco de su competencia, esa es la base del fortalecimiento institucional, porque nada más conveniente para Apía que contar con unas instituciones fortalecidas que garanticen el orden, la seriedad, y el sentido social que ustedes han venido demandando.

La segunda premisa es la Ética, basada en la toma de decisiones claras y trasparentes de cara a la comunidad, gobernar con honestidad y de defender hasta el último recurso para que sea invertido en la solución de los problemas sociales que los aquejan.

Finalmente, el Compromiso, premisa que fue su bandera a lo largo del recorrido electoral, que lleva consigo una gran enseñanza y es que como actores políticos debemos entender las necesidades de la gente y su posible solución. El compromiso va más allá de las palabras, así como alguna vez lo dijo el gran político y ex presidente de Los Estados Unidos de América, Abraham Lincoln “El compromiso es lo que convierte una promesa en realidad”.