Gobernadores electos del Eje se comprometen con la mujer cafetera

Mantener los programas de empoderamiento de 6.000 mujeres cafeteras es el compromiso adquirido por los gobernadores electos de los departamentos de Quindío, Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas; Caldas, Luis Carlos Velásquez Cardona; Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas y Valle del Cauca, Clara Luz Roldán González; así quedó establecido en el pacto que firmaron con los actuales mandatarios.

La Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer, Gheidy Gallo, fue garante del compromiso, suscrito este fin de semana en Buga, Valle del Cauca, con el que se busca asegurar recursos por 40 mil millones de pesos para los programas de apoyo a las mujeres de los cuatro departamentos del llamado Paisaje Cultural Cafetero. Esta zona del país tiene 10.958 caficultoras y 34.243 fincas, de las cuales el 32% son de propiedad de mujeres rurales.

 

Capacitación
El programa incluye capacitación para la competitividad, que beneficiará directamente a 1210 mujeres. Por medio de esta línea de acción, se establecerán sistemas de aprendizaje tutorial bilingüe para fortalecer la educación media de 660 mujeres; se apoyará, junto con el SENA, la capacitación de 440 jóvenes, por medio de carreras técnicas y tecnológicas enfocadas en barismo, calidad del café y administración agropecuaria. De manera complementaria, se llevará a cabo un programa de alfabetización para 110 mujeres adultas.

También se desarrollarán acciones dirigidas a fortalecer la autoestima de la población femenina rural y prevenir distintas formas de violencia en su contra. Además, se llevarán a cabo actividades de formación política y liderazgo por medio del Programa ‘Valor, Vida y Voz’ (desarrollo de capacidades, aptitudes y actitudes en el liderazgo colectivo y la construcción de ciudadanía).

Con el objetivo de promover la generación de ingresos suficientes para las mujeres de la región, se dará a 2.200 mujeres cafeteras acompañamiento técnico y capacitación; apoyo para el mejoramiento de la infraestructura poscosecha, de beneficio húmedo y seco. Recibirán apoyo en los temas de fertilización y productividad de cafetales y en estrategias de marketing de cafés de alta calidad. En esta línea, se implementarán seis ‘café modelo’, para el consumo directo de los clientes.

Finalmente, el programa cuenta con una línea para mejorar las condiciones de habitabilidad de las mujeres de la región. Se instalarán 440 cocinas, y la misma cantidad de unidades sanitarias y pozos sépticos. Así mismo, se realizarán acciones de reforestación con plantas nativas en 230 hectáreas.