El alcalde José Villada, listo para enfrentar los retos en La Virginia

En un acto público en una de las calles del municipio de La Virginia, tomó posesión como alcalde del Puerto Dulce de Risaralda, José Villada Marín, quien estuvo acompañado del gobernador electo Víctor Manuel Tamayo Vargas, al igual que los senadores Alejandro Corrales y Mario Castaño, además de los representantes Gabriel Jaime Vallejo y Juan Carlos Reinales y otras personalidades de la política regional.

Una vez el notario único del Círculo de La Virginia, Helmer Augusto López, verificó el lleno de requisitos de ley para estos casos, procedió a tomar juramento y a declarar legalmente posesionado como alcalde de La Virginia a José Villada Marín.

Ante los asistentes al evento, el posesionado mandatario de los virginianos a partir del 1 de enero de 2020, expresó inicialmente su agradecimiento a Dios por la oportunidad que le dio para regir los destinos de esta localidad, seguidamente reiteró su sentimiento de gratitud con los electores que confiaron en él.

 

El futuro
Al citar la frase del escritor irlandés Oscar Wilde, “no existe una mejor prueba del progreso de la civilización, que la del progreso de la cooperación”, quiso aprovechar la presencia de sus amigos para empezar a trabajar por una Virginia con visión de futuro. Afirmó que la mejor manera de prever el futuro es crearlo, “y mi meta como alcalde de esta nueva década, es hacer, con la cooperación de todos, una mejor Virginia, recordemos que somos la puerta de entrada a este valle del Risaralda y al occidente del país, un lugar donde el triángulo de oro se hace atractivo para inversionistas nacionales e internacionales.

Indicó que son muchos los proyectos que se avecinan para su municipio y para la región del occidente, por lo que hay que estar preparados si queremos ser competitivos. Se refirió a la Plataforma Logística del Eje Cafetero (PLEC) la cual contará con un gran numero de empresas e instituciones que demandarán mano de obra calificada y a su vez capacitación para cientos de habitantes de la región; el tren de cercanías entre Dosquebradas – Pereira y La Virginia, que seguramente agilizará el transporte entre las ciudades del área metropolitana, y que según la Cámara de Comercio de Pereira, el próximo año empezarán los primeros estudios; el Tren de Occidente que avanza con su construcción y que será el medio de transporte mas importante para mover carga desde Caimalito, La Virginia, hasta el Puerto de Buenaventura; la doble calzada Cerritos – Pereira y los proyectos de su administración en materia turística, de emprendimiento, salud, educación y vivienda.

 

Quiere cambios
Villada Marín reconoció que La Virginia tiene un atraso de años en muchos aspectos, pero también que es un municipio con una sociedad que quiere cambios y cambios de fondo, y “vamos a trabajar con eficacia buscando en la comunidad cooperación para cambiar nuestra mentalidad en materia de cultura ciudadana, en aprender a valorar lo nuestro, en aprender a querer nuestro barrio, nuestros parques, nuestras calles, nuestros ríos, nuestra gente. Estoy convencido que podemos tener un municipio mucho mejor que el que tenemos hoy: más seguro, limpio, eficiente, incluyente y más propicio para el desarrollo del potencial y la dignidad humana de todos, por eso requerimos la cooperación de nuestros senadores y representantes para que los virginianos no deban acudir a urgencias del hospital a esperar horas y horas y horas; o pasar la noche para conseguir una cita con un especialista. No solo mejoraremos la eficiencia de nuestro sistema de salud, sino la calidad de la atención a los ciudadanos”, acotó el posesionado alcalde.

En su alocución informó que en el inicio de su gobierno continuará con las reuniones con ministros, senadores, con representantes, con el Gobernador electo, diputados y otros altos funcionarios; con la Policía Nacional, con el Ejército, con los gremios, lo que augura 4 años de alianza muy productiva para beneficio de los mas de 30 mil habitantes del Puerto Dulce. “trabajaremos en equipo con los concejales, con los presidentes de las juntas, con los líderes de los barrios y con una miríada de organizaciones constructivas de la sociedad civil”, precisó Villada.

Reconoció también, que la comunidad espera resultados muy positivos de inmediato, y se comprometió a trabajar duro para ello, pero es necesario señalar que el municipio hoy enfrenta enormes problemas económicos con muchos gastos desenfrenados sin preocupación por la eficiencia. “Será necesario hacer una labor sin precedentes para reducir los gastos no estrictamente indispensables en todas las entidades y hacer que cada peso de impuestos y tarifas que pagan los ciudadanos con esfuerzo, produzca resultados que mejoren efectivamente la vida de los ciudadanos”.

Dijo que estará preparado para enfrentar los retos, a superar las adversidades y para eso, “solicito paciencia y también colaboración para resolver los problemas y emprender la construcción de La Virginia que merecemos, eso exigirá esfuerzos y aún sacrificios, pero entre todos los vamos a construir una ciudad que haga mejor la vida para todos”.

 

Homenaje a sus padres

En tono nostálgico, con lágrimas en sus ojos, José Villada explicó el porqué decidió hacer el acto de posesión en la calle 15 frente al número 11-10. “Aquí crecí, aquí me formaron mis padres, con valores y responsabilidad, pero hoy no están con migo, desde el cielo me están acompañando mirando a su hijo, un hombre que quiere trabajar por el municipio, con transparencia y honestidad, porque eso fue lo que me enseñaron. Les quería hacer este homenaje a esos viejos a quienes les debo mi existencia”