Efectos del Covid-19 aplazaron la posesión del Contralor de Risaralda

Tal como lo informó El Diario en la edición de ayer, el contralor electo de Risaralda Álvaro Trujillo Mejía, no pudo tomar posesión del cargo ante plenaria de la Asamblea de Risaralda, por motivos ajenos a su voluntad, pero si relacionados con los efectos de las medidas de sanidad tomadas por la pandemia del Covid-19.

Así lo dejó consignado en una carta que Trujillo Mejía le hizo llegar a la mesa directiva de la Corporación, en la cual expone los motivos por los cuales no tuvo la posibilidad de asumir el cargo el día hábil siguiente a los 5 que exige el término de las renuncias, es decir el 19 de marzo.

Explica que, como es de conocimiento, para posesionarse como Contralor, es necesario haber renunciado a todos los procesos en los que ha estado actuando como apoderado judicial. “De manera diligente inicié el trámite de renunciar los poderes que me otorgaron mis clientes y los radiqué ante los organismos de control y algunos despachos judiciales en los que tenía procesos, dichas renuncias las sustenté en el hecho de haber sido elegido por la Asamblea como Contralor de Risaralda”, dijo textualmente.

Es claro en su misiva, cuando afirma que el Consejo Superior de la Judicatura se sumó a las medidas decretadas por el Gobierno Nacional, con miras a garantizar la salud y prevenir la difusión masiva del Covid-19; en tal razón, los despachos judiciales se encuentran cerrados, por lo cual se dio la imposibilidad de los pronunciamientos de los Jueces de la República que no han podido aceptar las renuncias “que previo a las disposiciones de cierre judicial, presenté ente esas instancias judiciales”, precisó Trujillo.

Confía el Contralor electo, que una vez se reanude la atención por cualquier vía legal en la Rama Judicial, tomará posesión ante el Honorable Tribunal Superior de Pereira.

 

¿Porqué no renunció antes?

Alvaro Trujillo respondió que la elección de Contralor, podía recaer en cualquiera de los ternados, es decir que ninguno tenía certeza de ser el elegido, “en mi caso no era lo más sano realizar actividades apresuradas como las de renunciar a los procesos en los cuales estaba actuando como apoderado judicial, precisamente eso impidió que el mismo día de la votación en plenaria tomara posesión como Contralor de Risaralda ante la Asamblea Departamental. Si embargo de inmediato inicié el trámite respectivo ante los despachos judiciales”, precisó Trujillo.