A la Vicepresidenta le faltó psicología

Las declaraciones hechas por la vicepresidenta de Colombia, Martha Lucía Ramírez, señalando que en el país “hay demasiadas psicólogas y sociólogas”, sigue causando malestar entre los profesionales de este campo de salud.

Dichas aseveraciones generaron algún tipo de incertidumbre en los potenciales estudiantes que están a punto de iniciar la carrera, quienes en algún momento pusieron en duda su futuro profesional.

 

No conoce la realidad
María del Pilar Triana, presidente del colegio Colombiano de Psicólogos para el Eje Cafetero, que cubre los departamentos de Risaralda y Quindío, aseguró que, cuando la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez se refiere a que existe sobrepoblación de psicólogas y sociólogas, se nota que no tiene las cifras exactas y denota un total desconocimiento de la profesión, del trabajo que cumple y la importancia que tiene la ciencia y la disciplina para el país.

Fue enfática en afirmar que en este Colegio, Risaralda y Quindío, existen aproximadamente 1400 psicólogos, pero en la realidad sobre la plataforma clara del trabajo para estos profesionales, no figuran siquiera de planta, en caso extremo existe para un colectivo de más de dos mil estudiantes, sin tener en cuenta los padres de familia y los profesores.

Agrega María del Pilar Triana, que Risaralda tiene más de un millón de víctimas del conflicto armado y detrás de ella existe una familia y un entorno que requiere ayuda psicológica para resolver el trauma que han vivido.

Precisa la profesional, que las apreciaciones de la Vicepresidente de Colombia, claramente se derivan del desconocimiento de la realidad, pero además surgen una temáticas de orden político, “sabemos que hay una tendencia hacia otras ciencias gruesas del sistema capitalista pretendiendo que las personas estudien otros campos , sin mirar la realidad del país”, anotó.

Luego de la afirmaciones de Marta Lucía Ramírez, para el Colegio de Psicólogos del Eje Cafetero, lo que se abre es una puerta para iniciar una conversaciones que permitan dignificar la labor que hacen los ‘científicos sociales’ como son llamados también los psicólogos; “es un llamado a los colegas para que estemos más juntos, más agremiados y entre todos hacer valer el trabajo que desarrollamos en bien de la sociedad”, precisa María del Pilar Triana.

 

El Colegio
Paulo César González Sepúlveda, docente universitario y representante del Colegio Colombiano de Psicólogos en el campo de la Psicología de la Salud, consideró que la señora Vicepresidenta no tuvo en cuenta varios aspectos de lo que hace la psicología, desconociendo la realidad social y del sistema de salud colombiano, donde el 40% de las consultas de emergencia presentan un problema psicológico, ¿porqué no se tiene ese mismo 40% de profesionales especializados en ese dicho campo para que puedan atender esos casos?. “Existe una realidad en este país, donde el sistema no ha permitido involucrar al psicólogo para ejercer su trabajo con una remuneración digna”, anotó.

González Sepúlveda cuestionó de igual manera la forma como en Colombia una persona para ser contratada en servicios generales o acceder a un trabajo tiene que pasar muchas pruebas psicométricas y porqué para dirigir el país o una sección del mismo, nadie lo hace, a sabiendas que hoy en día un psicólogo puede determinar en cuestión de segundos, cuando hay sociopatía, cuando una persona tiene trastornos de personalidad, como se activa el cerebro ante ciertos estímulos “eso es lo que le falta a muchos dirigentes conocer los alcances de la psicología”, acotó el profesional.

 

Mal remunerados
La Psicóloga Martha Liliana Palomino, docente de la escuela de Ciencias Sociales, conceptuó que Marta Lucía Ramírez, se refirió a como garantizar mejores salarios para los nuevos profesionales, donde la psicología no era la más recomendada para ello, ni la mejor remunerada, por el contrario incentivó el estudio de ciencias duras. Lo anterior podría tener un efecto positivo para otras disciplinas y líneas de formación, pero negativo para las ciencias humanas, ya que muchas personas que tienen esa vocación de trabajo con la salud mental, lo van a pensar si continuar o decidirse por otra carrera que les permita un estatus económico mas alto.

Sin efectos
Sobre el efecto negativo, consultamos con la directora de la UNAD Eje Cafetero en Dosquebradas, Inés Guerrero Guzmán, quien fue más en defensa de la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, consideró que la gente no se ubicó en ese contexto, entendiendo ella no quiso decir que no estudiaran psicología, simplemente que había otras posibilidades de formación profesional.

“Nosotros continuamos con nuestros programas, los estudiantes siguen llegando a matricularse en todas las carreras, inclusive más hombres están ingresando a Psicología y Sociología; es decir que en ningún momento nos ha afectado las declaraciones de la Vicepresidenta”, puntualizó la directora de la UNAD.