Los ternados reconocieron transparencia en el proceso

Control fiscal oportuno, visible y social para la gente, así se identificará durante los próximos 21 meses el despacho que tendrá la responsabilidad de vigilar el manejo de los recursos públicos de Risaralda, en cabeza del nuevo Contralor General del Departamento.

El abogado pereirano, Álvaro Trujillo Mejía enfrentado a otros dos profesionales que integraban la terna para elegir Contralor, recibió el voto de confianza de 9 de los 12 diputados de la Asamblea departamental, mientras que 3 corporados prefirieron hacerlo en blanco.

El presidente de la Asamblea, Juan Diego Patiño Ochoa, destacó que “es gratificante saber que quienes aspiraron al cargo reconocieron la trasparencia del proceso de elección, porque aquí dimos todas las garantías a quienes se postularon, se hizo por licitación la convocatoria de las universidades, y hoy de manera abierta se efectuó el proceso de votación y elección, respaldados por la Procuraduría y ya le podemos decir a los risaraldenses que tenemos Contralor”.

Tanto Carlos Alberto Aristizábal Ospina, como Germán Barco López, de manera pública, reconocieron la transparencia del proceso efectuado por la duma, que inclusive contó con la supervisión de la Procuraduría.

La experiencia

Expertos en el tema de control fiscal, como el excontralor de Pereira, José Nelson Estrada, al opinar sobre la elección de Álvaro Trujillo Mejía, señaló que la Asamblea de Risaralda acertó en su decisión, toda vez que se trata de un profesional con una excelente hoja de vida, con amplia trayectoria, lo cual es prenda de garantía para que la Contraloría de Risaralda siga prosperando mucho más de lo que es actualmente, ocupando los primeros lugares a nivel nacional.

“El doctor Álvaro me ha manifestado su respaldo para que lo acompañe en la tarea y creo que podemos hacer una buena dupla, puesto que pondré mi experiencia como contralor de Pereira durante 4 años y más de 15 en control fiscal”, agregó Estrada.

Votaron en blanco

Daniel Silva Orrego, inicialmente presentó una proposición para que el voto fuera público la cual fue negada, en consecuencia dejó claro que lo haría en blanco y para corroborarlo firmó la papeleta al respaldo; pero este voto podría considerarse como no válido, ya que según la norma, la votación para elegir Contralor debe ser secreta.

Al consultarle acerca del motivo para tomar esa decisión, manifestó que “este tipo de procesos tiene que ser cien por ciento meritocráticos y en este caso se trató de una elección que ya estaba ‘cantada’, era un proceso amañado y direccionado, en mi sentir no merecía mi voto porque no creo que sea la persona impacial y objetiva para ejercer el cargo, entre otras cosas porque hizo parte de la comisión de empalme del Gobernador, es decir que es de confianza y carcano al mandatario, inclusive debe declararse impedido hacia futuro en los procesos de responsabilidad fiscal en los que esté involucrado el Gobernador”.

Acto protocolario

También depositó la papeleta votando en blanco la diputada del partido Conservador, Juliana Enciso, asegurando que lo que se hizo en esta sesión fue un acto más de tipo protocolario, ya que desde el día anterior se había hecho la elección, “por eso me aparto de la decisión, porque creo que esta es una responsabilidad propia de la Asamblea, aquí no pueden intervenir personas que no pertenezcan a la corporación, me parece que fue una elección amañanda y no quiero que eso repercuta en una investigación y de pronto verme involucrada en ella”.

Agregó la diputada Enciso, que solo espera del nuevo Contralor una función juiciosa por estos dos años “en lo personal voy a estar vigilante que todo se cumpla a cabalidad”, precisó la corporada conservadora.

Independiente

El tercer voto en blanco lo depositó el diputado del partido Conservador, Diego Alberto Naranjo, quien recordó que su presencia en la Duma es por derecho al Estatuto de Oposición, además que su bancada se declaró en independencia y eso le da la posibilidad de actual de esa manera. “Considero que es mejor haber votado en blanco y a conciencia, para estar tranquilo y no tener que estar pensando en otro tipo de perjucicios”. Reiteró que acata el resultado de la votación de la mayoría de diputados que eligieron a Álvaro Trujillo como Contralor, pero no participa ni la comparte.

Trujillo anunció lucha frontal contra la corrupción

Entre tanto el nuevo contralor, Álvaro Trujillo Mejía, agradeció su designación y reiteró que su lucha será frontal frente a la corrupción al tiempo que agregó: “Nuestra gestión será transparente, seremos rigurosos en los procesos de auditoría y de responsabilidad fiscal, pero además con la Contraloría General de la República realizaremos auditorías articuladas y haremos un seguimiento a cada uno de los pesos que involucran los recursos públicos”.

Recordó que tiene como propósitos vigilar eficaz y eficientemente la gestión fiscal de la administración departamental, de los municipios risaraldenses que son objeto de la vigilancia por parte de la Contraloría; particulares y entidades que manejen fondos o bienes del departamento, incluyendo el ejercicio de un control financiero de gestión y de resultados.

Se propone además consolidar el procedimiento verbal de responsabilidad fiscal y el grupo especial de reacción inmediata con las facultades de policía judicial. Fortalecer técnica, teconógica y corporativamente la entidad.

LLevar a la Contraloría a una articulación con la ciudadanía, como punto de partida del ejercicio del control fiscal oportuno, visible y social para la gente, mediante alianzas estratégicas con la academia y otras organizaciones de estudios e investigación social para la conformación de equipos especializados de veedores ciudadanos.