Las cosas de la política, que solo pasan en política

Se trata de Álvaro Trujillo Mejía, quien desde la semana entrante y por un período de cuatro años será el Contralor General del Departamento de Risaralda. Mientras tanto eso no ha sido posible, ni en Pereira ni en Dosquebradas, por diferentes razones.

La semana que finaliza la Asamblea Departamental no solo escuchó a los tres candidatos que quedaron como elegibles al cabo del proceso de selección adelantado por la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, la cual fue contratada para ese efecto, sino que procedió a escoger al nuevo funcionario, quien reemplazará a Óscar Javier Vasco que finalizó su período el 31 de diciembre pasado.

Los otros dos integrantes de la terna, Carlos Alberto Aristizábal Ospina y Germán Barco López, de manera pública, reconocieron la transparencia del proceso efectuado por la duma, que inclusive contó con la supervisión de la Procuraduría.

Claro que para Trujilo no todo en la Asamblea fue color de rosa. El jueves pasado, durante la plenaria de votación, capitalizó nueve votos a favor y tres en blanco. Estos últimos corresponden a los diputados conservadores Diego Alberto Naranjo, quien es el jefe de la oposición, y Juliana Enciso. El tercero fue el del diputado del Polo Democrático Daniel Silva, quien incluso llegó a señalar que todo esto era una pantomima porque desde el principio del proceso se sabía quien sería el nuevo contralor.

Pero mientras ello ocurre, en Pereira no ha sido posible avanzar en esa dirección. Es más, en este momento no hay ninguna universidad encargada de adelantar el proceso de selección. Con la Corporación Universitaria de la Costa, CUC, la cual había hecho con el Concejo Municipal el acuerdo de realizar ese proceso en forma gratuita, se acordó de manera bilateral echar para atrás el respectivo contrato. Entre otras cosas, la CUC se vió envuelta a principio de este año en un escándalo mayúsculo por la forma como se adelantó el proceso de elección del Contralor del Casanare, según denuncia que reposa en la Procuraduría General de la Nación. Afirma el denunciante allí hubo “situaciones que flagrantemente violentan la Constitución Política y las leyes de la República”. En tanto, permanece encargado de la Contraloría de Pereira el subcontralor Juan David Hurtado, quien -de paso- aspira a ser elegido en propiedad.

Y si por Pereira llueve, en Dosquebradas no escampa. En principio el Concejo Municipal había escogido a la Universidad  Distrital, la misma que realizó el proceso en la Contraloría Departamental, pero dicha institución decidió no seguir adelante por diversas razones. Así que en este momento apenas se está abriendo de nuevo el proceso de escogencia de la universidad que adelantará el proceso de selección para reemplazar a Fernan Alberto Cañas, que estuvo hasta el 31 de diciembre. Por lo pronto está encargada Margarita María Gallego Gutiérrez.

Algo similar ocurre con la Personería Municipal de Dosquebradas, dado que por un mandato judicial emitidado por el Juzgado Primero Administrativo y ratificado por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, por supuestas violaciones al proceso, se echó para atrás la contratación con la Universidad de San Buenaventura. Al frente de la Personería, en tanto, está Mauricio Garcés Obando.