20.4 C
Pereira
lunes, febrero 6, 2023

Villa Carola, 11 años después

Liliana Cardona Marín

Hace más de una década la ribera de la quebrada Agua Azul en Dosquebradas, se convirtió literalmente en un río de candela. La mañana del 23 de diciembre de 2011, tres explosiones en cadena desataron una de las emergencias más grandes de las que se tenga registro en el municipio vecino de Pereira.

 

Fueron 33 las víctimas fatales, a quienes tal vez la muerte les llegó sin siquiera despertar, porque el poliducto Puerto Salgar – Cartago de Ecopetrol, que atravesaba esa localidad, se fracturó a causa de un movimiento subterráneo, resultado de la ola invernal, que también dejó 100 heridos, 69 viviendas afectadas y otros dos barrios impactados (La Divisa y La Romelia baja).

 

La estatal petrolera cumplió, así lo comentan el alcalde Diego Ramos y el presidente de la Asociación de Juntas de Acción Comunal de la comuna 10, Diego Alberto Buitrago, aunque este último hace énfasis en decir que ninguna suma de dinero equipara una vida. La comunidad fue reparada físicamente con un puesto de salud, tres canchas sintéticas, nueve casas y la reubicación de otras familias, y aunque hace falta la pavimentación de la vía principal, el sector tiene un aspecto positivo. 

 

Huellas de esperanza y paz

 

El monumento que conmemora las 33 vidas que se perdieron en esta tragedia se encuentra en la vía principal de lo que ahora es el parque Ecológico de la Salud y el Deporte Villa Carola. Los líderes no quisieron que en la convocatoria para realizar esta obra participaran artistas consagrados, sino personas de la comunidad y aunque temieron que nadie se presentara, se llevaron tremenda sorpresa cuando recibieron 117 propuestas, fue así como la de la señora Martha Cecilia López Ibarra, ama de casa resultó elegida.

 

El monumento está compuesto por cuatro momentos explica don Diego Buitrago: “El primero son las 33 huellas de las víctimas, el segundo unos brazos entrelazados que representan la unidad y la fuerza de nuestra comunidad, después está el arco iris en señal de esperanza y al final un juego de palomas que son la paz”.

 

En este momento los líderes están en la elaboración de un convenio con la UTP, para la restauración del mismo, un trabajo que debe ser realizado por profesionales. 

Las palabras no alcanzan a describir las escenas de ese 23 de diciembre de 2011.

Así lo recuerda el alcalde Ramos

“Para mí eso fue terrible, porque me llamaron tipo 5:00 pasadas de la mañana, yo creo que la explosión se escuchó en más de la mitad del municipio, realmente no se le borra a uno la bulla de las ambulancias, todos corrían, era tenebroso. A un día de la Navidad fue desgarrador. Me faltaban siete días para la posesión y desde ese momento se le hizo un seguimiento muy fuerte, para que todas las familias pudieran estar tranquilas, claro que la reconstrucción de lo que ahora hay tardó tres años. Ecopetrol instaló oficinas aquí, el gerente Javier Gutiérrez venía regularmente, también tengo que destacar a los líderes de la comuna 10, Helmer Castañeda y Diego Buitrago que se pusieron al frente y trabajaron arduamente por el bienestar de todos los damnificados”.

 

Cifra

50 personas quedaron con secuelas para el resto de sus vidas.

 

Dato

El poliducto transportaba Gas Licuado de Petróleo (GLP), gasolina motor vehicular y gasolina de avión.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -