24.4 C
Pereira
miércoles, julio 6, 2022

Viaducto César Gaviria, el techo de los habitantes de calle

Es tendencia

- Advertisement -

Un alto número de personas habitantes de calle se puede visualizar debajo del Viaducto César Gaviria, a diario y a cualquier hora del día, el paisaje en la estructura y las vías que allí colindan, está poblado por colchones, fogones, cobijas, plástico y cartón.

La zona amplia y verde hace que este sitio se preste para que el Viaducto sea foco para albergar a personas que habitan en la calle, que se han visto sumergidos en el consumo de sustancias psicoactivas, que han perdido a las familias y vieron opacadas muchas o todas las posibilidades de construir una vida diferente.

Los fogones improvisados, las columnas de la estructura pintadas de negro por el humo de los mismos, basura, escombros, ropa, envases y demás, se pueden ver a simple vista a lo largo y ancho del lugar, un panorama que fija la atención sobre la situación social a la que no es ajena el municipio de Pereira.

Un día a la vez

Así pues, de día, noche o madrugada, quienes transiten por la zona y fijen la mirada podrán contabilizar la cantidad de hombres en su mayoría, que pernoctan debajo del puente que comunica al municipio de Pereira con Dosquebradas.

Un espacio que les sirve como cama, baño, zona de alimentos y encuentro.

Desde hace 4 meses estoy durmiendo en esta zona por la decisión de querer consumir bazuco, un acto que llevo haciéndolo desde hace 2 años. Me gustaría salir de esto, con la ayuda o apoyo de alguien que me tienda la mano. Sí me gustaría volver a casa, hace parte de un anhelo, mi mamá lo que más quiere es que yo salga de esto, pero uno no pone de su parte, muchas veces no quiero”, contó a El Diario Diber Velasco, habitante de calle.

Haciendo alusión a que la vida y cotidianidad en las calles es difícil, Diber comentó que puede llegar a comer al día 2, 1 o en ocasiones ni come por estar consumiendo.

Aumento de cifras

Diciembre es un mes en el que siempre suben las cifras de habitante de calle, es una fecha en la que las personas están más propensas a situaciones de depresión o consumo que las llevan a la situación de calle. Por ello con un equipo de profesionales realizamos recorridos diarios para brindarles atención, realizar la caracterización e invitarlos a participar de los albergues”, indicó Nora Oyola Cutiva, Secretaría de Desarrollo Social y Político de Pereira.

A veces vienen personas de la alcaldía a ayudarnos, a que nos vayamos para un albergue, también nos traen comida. Estuve una vez en un albergue pero por las ganas de consumir en las calles, me salí. Yo consumo todos los días, lo consigo reciclando y lo compro por ahí. Normalmente de lo cansado del día uno se queda dormido y no siente frío, en la madrugada o en la mañana tipo 4 o 5 nos hace levantar el frío”, dijo Diber.

Censo DANE

Según el último censo realizado por el Dane en diciembre del año pasado, en Pereira hay 465 personas habitantes de calle, el 91,2% son hombres y el 8.8% son del género femenino.

El informe detalla que los grupos de edad que presentan más habitantes de calle en Pereira, son los comprendidos entre 25 y 64 años.

Los habitantes de la calle censados por entrevista directa, consumidores de sustancias psicoactivas, consumen principalmente, marihuana: 31,9%; basuco: 28,2; cigarrillo: 26,1; alcohol (bebidas, alcohólicas, chamber, etílico): 5,5; inhalantes (sacol, pegante, bóxer, gasolina, thinner, etc.): 4,9; cocaína: 1,5; heroína: 0,9 y pepas: 0,9.

Desde el Gobierno de la Ciudad creemos en este programa social, creemos en darles oportunidades. Próximamente 40 de ellos inician nuevamente su proceso de escolarización en la granja significando sus vidas. Los albergues de granja y urbano siguen abiertos con capacidad de más de 100 cupos para quienes quieren resignificar sus vidas; vale destacar que en el año 2021 se brindaron 698 atenciones”, expuso Oyola.

De los 369 habitantes de la calle censados por entrevista directa del DANE, 150 manifestaron que recibieron ayuda de alguna red de apoyo, representando el 40,7%.

Para analizar

Este hombre de 31 años, envía un mensaje contundente, un mensaje que quizás Diber no ha querido interiorizar.

Al momento de pedir un mensaje o reflexión sobre la ardua vida que se vive en las calles, Diber dijo a este medio de comunicación, “esto no es nada fácil, la calle es una guerra de ajedrez, donde usted tiene que cuidarse y saber caminar, la droga no es buena; lo mejor es estar en casa y estudiar, tener buenos proyectos y pensar en el bien”.

A Diber le gustaría salir de los lugares que a diario frecuenta y le gustaría ser maestro de construcción y tener sus propias cosas para vivir.

Crédito: Fotos Roberto Betancourth

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -