14.6 C
Pereira
jueves, diciembre 1, 2022

Vandalismo, el principal protagonista nocturno del segundo día de protestas en Pereira y Dosquebradas

Las protestas no se detienen en Risaralda y otras regiones del país. Ante la negativa del Gobierno nacional de retirar la polémica reforma tributaria, miles de personas marcharon por las calles de Pereira y nuevamente taponaron el viaducto César Gaviria Trujillo, situaciones que obligaron a suspender el servicio de Megabús.

Ayer la jornada de rechazo inició en la Plaza de Bolívar de la capital risaraldense, donde sonaron fuertemente las cacerolas, así como los canticos en contra del Gobierno nacional.

Otra vez hubo graves problemas de orden público, incluso más delicados que los registrados en la tarde noche del miércoles, durante la primera jornada de protesta. También hubo cierre del viaducto César Gaviria Trujillo, situación que nuevamente puso en jaque la movilidad entre Pereira y Dosquebradas.

Saqueos a establecimientos comerciales, daños a estaciones del transporte masivo, afectaciones a entidades bancarias fue el saldo preliminar de los disturbios de ayer al cierre de esta edición, además de fuertes enfrentamientos entre los manifestantes y la fuerza pública, en los que volaron piedras por doquier, así como gases lacrimógenos.

A pesar de los llamados, la presencia del Covid que cada vez aumenta su letalidad, el vandalismo en las marchas parece no tener fin por ahora y ante el anunció de que las protestas continuarán, se prevén más desmanes en los próximos días.

Igualmente se registraron el cierre de algunas vías en el departamento, como fue el caso de Guática- Anserma; corredor que también conecta con otros municipios como Quinchía, Riosucio y La Pintada.

 

Zona de guerra en las noches

Una de las características de los días de protestas en Pereira y Dosquebradas, es que la noche parece caldear los ánimos de varios de los manifestantes.

Y es que las movilizaciones arrancan de manera pacífica, con actos simbólicos, pero una vez llega la noche, las calles se convierten en zona de guerra, donde los encapuchados hacen de las suyas, no solo generando daños por doquier y robando, también generando un sentimiento de zozobra en la ciudadanía, quienes ven con preocupación como la violencia cada vez escala más.

Ante el sentimiento de impotencia que han generado los disturbios en Pereira y Dosquebradas, muchos ciudadanos piden la presencia del ejército en las calles.

Hoy se volverá a presentar una nueva jornada de protesta, la cual según han indicado los promotores de las movilizaciones, comenzarán desde diferentes puntos de Pereira   y Dosquebradas.

 

Pie de foto 1: Así quedo una de las estaciones del Megabús en parque Olaya Herrera, varias de estas han sido vandalizadas en los dos días de protestas.

 

Pie de foto 2: Aunque la jornada de protesta de ayer arrancó como se puede ver en la foto, en la noche se convirtió en una zona de guerra donde los ciudadanos de bien tuvieron que ver como los vándalos arrasaron con la ciudad.

 

Pie de foto 3: Las fuerzas policiales no pudieron controlar los disturbios registrados en la noche del miércoles y ayer.

 

Pie de foto 4: El viaducto César Gaviria y los sectores aledaños, se han convertido en el punto de partida para los graves disturbios que se han vivido en Pereira y Dosquebradas.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -