26.4 C
Pereira
lunes, febrero 6, 2023

Vacunación al estilo colombo-venezolano

Liliana Cardona Marín

En definitiva esta no ha sido la semana para la Administración municipal en tema Covid. El martes 16, día de la implementación del Decreto 1804 en el que se establece la exigencia del carné para el acceso a ciertos lugares, reinaron la desinformación y el desacato de la norma por parte de ciudadanos y funcionarios.

Ayer el turno fue para la falta de planeación y la coordinación entre entidades encargadas de desarrollar la jornada en el nuevo punto de vacunación del Parque Olaya. En el lugar se tenía previsto aplicar 200 dosis y a la cita llegaron casi dos mil personas.

Muchas de estos ciudadanos, que la verdad sea dicha, no tenían planeado vacunarse están urgidas del biológico, ante las restricciones que genera no portar el carné ahora  abarrotan puntos en los que hace un mes brillaban por su ausencia. La situación se salió de control por la aparición de una lista que elaboraron los ‘vivos de siempre’, quienes aprovecharon que había personas desde muy tempranas horas, migrantes y jóvenes para hacerles creer que podían separar puestos, cobrar o hacer uso de sus supuestas influencias.

En la Estación de Megacable faltó de todo: equipo vacunador desde el inicio de la jornada, porque llegaron a las 9:50 a.m., mesas para registrar a quienes estaban, vallas para que no se presentaran varias filas y mucha información. El altercado comenzó cuando de la mencionada lista empezaron solo a nombrar venezolanos, en ese instante llovió piedra por parte de los colombianos, la fila que iba de norte a sur se disolvió, en ella había muchas mujeres con niños que buscaron resguardarlos del desmadre; entonces se formó una nueva fila que arrancaba en la mitad de las escaleras de la Estación e iba de oriente a occidente y la molestia fue peor, porque los que estaban próximos a llegar quedaron atrás.

La situación se tornó tensa cuando los chalecos rojos empezaron a entrar las vallas para organizar al personal en la nueva fila que no tenía ni 10 centímetros de distanciamiento y que parecía más la entrada a un concierto de rock, porque los vendedores ambulantes adelantaron su diciembre vendiendo desayunos inventados.

La calma empezó a las 10:40 de la mañana, tras la improvisada reunión que sostuvieron en la camioneta de Migración Colombia, el representante de esta entidad, la doctora Liliana Torres de ESE Salud Pereira y Milton Bello de la Subsecretaría de Seguridad, quienes aprovecharon el altavoz del vehículo para anunciar que había vacunas para todos y que no se iba a hacer diferencia entre nacionales y extranjeros, lo que suscitó aplausos y disposición de más espera por parte de la gente.

Opine

¿Qué opinión tiene de lo que pasó en este punto de vacunación?

Yackeline Marín

Llegué con mis dos niñas de 5 meses y 4 años, porque no tengo quién me las cuide. Vengo desde Las Brisas, estoy desde las 4:00 de la mañana, soy colombiana y llevo una semana buscando la vacuna, porque ahora es obligación.

Yennifer Ortega

Uno va al puesto de Kennedy y le dicen que solo hay segunda dosis, que vaya al coliseo, llega uno allá y que no más hay 40 fichas, en Turín tampoco me atendieron, me meto a la página y está bloqueada, necesito vacunarme porque el doctor no me lee unos exámenes hasta que no tenga siquiera una dosis.

 

Luisa Mora

Llegué desde las 6:00 a.m., estaba en la primera fila y cuando el disturbio vea como quedé de atrás, esto no avanza, qué desorden.

Santiago Muñoz

Qué falta de planeación, esta fila está inmensa. Yo vengo desde La Graciela, porque en Medimás nunca contestan y porque ya es obligación.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -