14.3 C
Pereira
lunes, febrero 6, 2023

Usuarios de la granja, hoy son ejemplos de superación

Mariana Suárez Guarín

Con el objetivo de seguir resignificando sus vidas para acceder a nuevas oportunidades, los usuarios de la Granja de Habitantes de Calle de Pereira continúan escolarizándose exitosamente.

En un trabajo articulado de la Secretaría de Educación, docentes de la I.E. Aquilino Bedoya y un equipo del área psicosocial de la Secretaría de Desarrollo Social de Pereira, se lleva a cabo el proceso de escolarización de los usuarios de la Granja de Habitantes de Calle. Entre el año 2021 y el 2022. 59 usuarios han pasado por el aula de la granja de Habitantes de Calle, hoy en este mismo periodo con éxito un total de 10 usuarios han alcanzado todos sus logros, obteniendo un título como bachilleres y una beca universitaria. Pero este proceso va más allá buscando que esta población continúe su ciclo académico de educación superior y el acceso a un empleo digno. María Fernanda Santiago, psicóloga del Albergue Granja del programa Habitante de Calle, explicó algunos detalles de este proyecto.
“Es un proceso de escolarización donde se busca el restablecimiento de los derechos, en este caso el derecho a la Educación, en este último periodo del año gracias a la Secretaría de Educación que se vincula a través de la Institución Educativa Aquilino Bedoya, algunos usuarios de la Granja lograron el título de bachilleres, otros terminaron el técnico, la primaria y recientemente celebramos la finalización del año escolar con el grado de 5 usuarios de la Granja. Este proceso educativo no termina acá, a través de la Secretaría de Educación surge la posibilidad de continuar el proceso formativo en convenio de Instituciones Educativas Superiores, estamos en la ejecución de este proceso, haciendo sensibilización a los usuarios para identificar a los que desean continuar en ese proceso formativo, en áreas tecnológicas, técnicas o profesionales”, manifestó la profesional.

¿Cómo funciona el proceso de escolarización?
“Los días sábados, se cumple este proceso donde dos docentes del I.E. Aquilino Bedoya, brindan el apoyo académico, uno para el ciclo de primaria y el otro para el ciclo de bachillerato, se realiza un trabajo en grupos, es una labor constante, de docentes que cumplen esta misión desde el corazón, con vocación y entendiendo las particularidades de la población que tenemos en la granja. Los usuarios de la granja son muy receptivos ya que una de las condiciones para estar en esta granja, es el cumplimiento de unos objetivos de acuerdo a las fases, ellos deben participar activamente de las actividades individuales y grupales, y la escolarización está integrada dentro de estas, que si bien se trabaja desde la flexibilidad, ellos entienden que la educación es un soporte, una oportunidad, para poder trascender y evolucionar en sus vidas, si bien no es obligatorio el 100 por ciento de las personas que no sean bachilleres o que les haga falta ciclos escolares por terminar se vinculan de manera activa en este convenio”, indicó la psicóloga del Albergue Granja del programa Habitante de Calle.

Las becas universitarias
“Actualmente existen varias opciones de becas, que son convenios gestionados a través de la Secretaría de Educación de Pereira, estos aplican para los usuarios que se gradúan de bachillerato en el proceso de escolarización de la granja y para los usuarios de esta, que llegaron ya siendo bachilleres, aplica para algunas universidades de la ciudad en el área de ingeniería de sistemas, con la opción de que estudien un técnico, una tecnología o profesionales en ingeniería de sistemas. Con los usuarios entramos en un proceso de sensibilización para guiarlos y asesorarlos de acuerdo a sus perfiles y vocaciones y talentos, para que elijan su carrera, actualmente en este periodo aceptaron 3, para continuar con sus procesos académicos en el área de la tecnología, porque sabemos que algunos ya son más adultos y por temas de practicidad y tiempo, han accedido a la tecnología que se estudia en menor tiempo, que la parte profesional”, indicó la psicóloga.

Los casos de éxito

Integrantes de la granja que se graduaron recientemente del ciclo bachiller expusieron sus experiencias.

*Luis Orlando Ballesteros Restrepo, de 61 años de edad, lleva un año como usuario de la granja. “Estoy en la fase III del proceso, ya para salir a reintegrarme a la sociedad, me acabo de graduar como bachiller, me gané una beca y pienso estudiar agronomía o veterinaria, también me inclino por sistemas, hoy me siento muy agradecido de haber elegido esta oportunidad y de recuperar mis talentos, yo soy artesano de guadua y la idea es también tener más adelante mi propio local para ofrecer las artesanías. En este espacio de escolarización de la granja, también he crecido como persona y los profesionales que nos apoyan en los procesos, me estimularon mucho a seguir adelante ante las dificultades, además de brindarme afecto y las herramientas necesarias que necesito como persona para vivir, defenderme y resignificar mi vida. Este proceso vale mucho la pena, abre muchas puertas, mi familia volvió a mi lado, me siento muy contento y fue lo mejor que me pudo pasar después de estar en las calles 25 años, volver a ser una persona agradable a la sociedad y hoy les digo a las personas que siguen en condición de calle que no desfallezcan y que se vinculen al programa porque si cambia vidas de una manera muy positiva”.

*Alberto Loaiza, es usuario de la granja, tiene 60 años de edad, después de 20 años de vivir en las calles, se integró en la granja y lleva 8 meses en el proceso. “Vivir en las calles es un caos, un infierno, vivir afuera dentro de una sociedad de consumo, donde todo es permitido, yo no tenía paz interior, ni tranquilidad, porque vivía en un mundo falso, con cosas negativas y ahora gracias al equipo psicosocial y a todos los profesionales del proceso que siento como mi familia, he logrado salir adelante, me acabo de graduar de bachillerato y mi deseo es estudiar psicología, también informática. Yo nunca hubiera pensado que a mi edad me graduaría de un bachiller y seguir mi proyecto de vida, con posibilidad de acceder a una beca universitaria, a un empleo como conserje y tener las ideas mas claras, gracias a profesionales que nos guían y ojalá las personas que vienen atrás y que aún habitan las calles resignifiquen sus vidas en estos programas”.

*Andrés López, tiene 36 años de edad, vivió 20 años en las calles y lleva vinculado 4 meses en la granja. “Yo nunca me imaginé que se me iba a dar esta oportunidad de estar en un espacio de aprendizaje y apoyo para resignificar mi vida y darle otro sentido. Yo toqué fondo en las calles, sentí mucho dolor y perdí muchas cosas valiosas, pero cuando entré a la granja me sentí como en familia, me han dado todo el apoyo de la mano de varios profesionales, este es un programa que tiene mucho éxito. Actualmente estoy muy contento porque me gradué de bachillerato y quiero estudiar psicología, trabajo social y ayudar a la comunidad, también me gusta la parte ambiental, mi idea es que con todo el conocimiento adquirido poder enfocarlo y potenciarlo para cosas buenas y positivas”.

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -